Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las dudas sobre Portugal devuelven al bono luso a 10 años al 3%

Bolsamanía Bolsamanía 19/08/2016 Antonio Villanueva

Malas noticias para Portugal. La agencia de calificación DBRS amenazó al gobierno luso con una rebaja en su calificación si no tomaba más medidas para intentar reconducir su déficit. Esta posible bajada tendría como consecuencia el quedarse fuera de las compras de deuda soberana que lleva a cabo el BCE, algo que está lanzando de nuevo la rentabilidad del bono portugués a 10 años por encima del 3%.

La canadiense DBRS es actualmente la única agencia de 'rating' que mantiene una nota de 'BBB' a Portugal, en grado de inversión y al borde del grado basura. Precisamente esta es una de las condiciones que exige el BCE en su programa de compra de deuda (QE) de los países miembros: que al menos una de las cuatro grandes agencias calificadoras (Moody's, Standard & Poor's, Fitch y DBRS) mantenga una nota de grado de inversión. Actualmente las otras tres agencias tienen sus notas por debajo de dicho nivel.

Si finalmente esta agencia cumple sus amenazas, el BCE no aceptaría la deuda portuguesa como garantía de las operaciones del Eurosistema, y por tanto Portugal no formaría parte del programa de flexibilización cuantitativa (QE) europeo.

Este hecho está aupando a la rentabilidad del bono portugués a porcentajes no vistos en todo agosto, por encima del 3% y subiendo. En concreto, el rendimiento del bono a 10 años del país luso se sitúa actualmente en el 3,015%, subiendo 0,32 puntos porcentuajes en tan solo cuatro días y superando jornada tras jornada los máximos mensuales. El día después de que DBRS lanzara su aviso (16 de agosto), el bono a 10 años aumentó su rentabilidad un 5,49%.

LAS DUDAS DE DBRS

© Proporcionado por Bolsamanía

El PIB de Portugal está actualmente ralentizando su leve crecimiento: solo subió un 0,2% en el segundo trimestre del año, seis décimas menos que el 0,8% al que subió en el primer trimestre de 2016. "El crecimiento de Portugal en el segundo trimestre (+0,2%) incrementó nuestras inquietudes sobre las previsiones de crecimiento, que parece que se está ralentizando en el tercer trimestre", afirmó el director de deuda soberana de la agencia, Fergus McCormick, en una entrevista con Reuters. DBRS ha instado además al gobierno portugués que apruebe nuevas medidas que reduzcan su déficit, algo que también le exigen desde Europa.

Por su parte, el banco de inversión alemán Berenberg espera que Portugal "escape de ese destino", pero aseveran que "el riesgo es grave". "Una venta masiva de bonos por la rebaja (de la nota) podría obligar a Lisboa a solicitar una nueva ayuda financiera", apostillan. No obstante, no creen que se produzca una nueva crisis del euro por la deuda portuguesa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon