Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las exportaciones de China se disparan en enero y desafían a Trump

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/02/2017 Noemí Jansana
© Proporcionado por Bolsamanía

Las exportaciones de China han repuntado en enero, en medio de una mejora de la demanda internacional, enviando señales de recuperación después del desplome de un 6,2% en diciembre. Contabilizadas en dólares, las ventas exteriores han crecido un 7,9% anual en enero, mientras que las importaciones se han disparado un 16,7%. El superávit de la balanza comercial ha escalado hasta un máximo de seis meses, en los 51.350 millones de dólares.

En yuanes, las exportaciones de China durante el pasado mes de enero sumaron un volumen de 1,27 billones (173.424 millones de euros), una cifra un 15,9% superior a la del año anterior, mientras las importaciones aumentaron un 25,2%, hasta 911.170 millones de yuanes (124.424 millones de euros), según los datos publicados por la Administración General de Aduanas de China.

De este modo, el superávit comercial del gigante asiático en el primer mes de 2017 alcanzó un total de 354.530 millones de yuanes (48.413 millones de euros), un 2,7% menos que en enero de 2016.

El volumen de intercambios comerciales de China en enero ascendió a un total de 2,18 billones de yuanes (297.757 millones de euros), un 19,6% más que el año anterior.

TENSIÓN CON EEUU

Según recoge 'Bloomberg', este aumento puede poner aún más presión sobre las ya tensas relaciones bilaterales en materia de comercio exterior entre EEUU y China. El tono positivo de las exportaciones de China sigue a la publicación del dato del producto Interior Bruto (PIB), que creció a un ritmo del 6,8% en el cuarto trimestre, la primera aceleración en dos años y mejor de lo esperado por el consenso de mercado.

Analistas de Mizuho consultados por el medio señalan que la mejora de las exportaciones “está relacionada con el repunte mundial del crecimiento en Estados Unidos, Europa y también en las economías emergentes". "Las importaciones son fuertes, lo que es comprensible, ya que el estímulo del gobierno chino ha impulsado la demanda interna”, señala estos expertos.

Coinciden desde Mizuho con Michael Hewson, analista de CMC Markets, al señalar que el único “pero” que se puede encontrar a este incremento de las ventas internaciones es el riesgo potencial de que desate la tan temida guerra comercial entre China y EEUU. El dato "no pasará desapercibido para la administración Trump", señala Hewson.

El contrapunto a estos buenos resultados macroeconómicos lo pone el reciente dato de reservas de divisas del Banco Popular de China, que se desplomó a un mínimo de casi seis años en enero, hasta los 2,998 billones de dólares en enero.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon