Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las fórmulas del Banco de Inglaterra para asegurar la estabilidad tras el Brexit

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 05/07/2016 Bolsamanía

El Banco de Inglaterra ha comenzado a dar pasos firmes para asegurar la estabilidad financiera y económica de Reino Unido después de que el pasado 23 de junio los británicos decidieran mayoritariamente romper con la Unión Europea. Precisamente este martes ha publicado el Informe de Estabilidad Financiera, en el que anuncia un recorte con efectos inmediatos de los requisitos de capital ante riesgos anticíclicos para los bancos hasta el 0,0% desde el 0,5%.

En dicho documento, la autoridad monetaria explica que con ello reduce el capital regulatorio en 5.700 millones de libras, aumentando la capacidad de préstamos a hogares y familias por parte de los bancos en hasta 150.000 millones de libras, más de 170.000 millones de euros. Esta medida de urgencia se toma, según la institución presidida por Mark Carney, ante la "cristalización de los riesgos" provocados por el Brexit.

"Habrá un periodo de incertidumbre y de ajuste a raíz del resultado de la consulta. Se necesitará tiempo para que el Reino Unido establezca nuevas relaciones con la Unión Europea y el resto del mundo. Es de esperar que haya volatilidad en los mercados y en la economía mientras se desarrolla el proceso", afirma el informe, según recoge CNBC.

Los desafíos futuros pueden provocar una menor demanda de los activos por parte de los inversores, señala también el Banco de Inglaterra. Una disminución de las entradas de capital podría estar asociada con la presión a la baja sobre el tipo de cambio y condiciones de financiación más estrictas para los prestatarios de Reino Unido, señala el informe. También puede golpear al mercado de la vivienda, advierte el organismo.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha asegurado en rueda de prensa posterior confiar en la solvencia de los bancos que operan en Reino Unido a pesar de las dicicultades del escenario actual, y no ha haber cambios en la regulación financiera hasta que se complete el Brexit y se sepa cómo ha finalizado el proceso.

HACIA UN RECORTE DE TIPOS

© Proporcionado por Bolsamanía

El Banco de Inglaterra celebra su reunión de política monetaria el próximo 14 de julio, y en dicho encuentro los economistas esperan en general que haya un descenso de los tipos de interés de referencia, actualmente en el 0,5%. Este movimiento sería de 25 puntos básicos. En esta línea se expresa Chris Williamson, economista jefe de Markit, quien ha advertido: "Una nueva desaceleración, y posible contracción, parece muy probable que ocurra en los próximos meses como consecuencia de la incertidumbre creada por el referéndum de la Unión Europea".

Por ahora, el mercado ha respondido con ventas de la libra y en renta variable al informe del Banco de Inglaterra. La divisa británica se deja más de un 1% respecto al dólar y al euro, hasta los cruces en 1,3136 dólares y 1,1796 euros respectivamente. El tipo de cambio con la moneda estadounidense vuelve a marcar mínimos de 1985, algo que ya ocurrió con un recorte del 6% justo después del Brexit.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon