Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las grandes empresas empiezan 2016 con el anuncio de miles de despidos

Bolsamanía Bolsamanía 19/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

General Electric, Wal-Mart, Johnson & Johnson… son algunas de las compañías que han comenzado el año anunciando sus planes de reestructuración, que incluyen el despido de miles de trabajadores. Caídas en las ventas, fusiones o una reorientación de su negocio son algunas de las razones que están llevando a recurrir a este tipo de medidas, a las que ya parece que se sumarán varias grandes empresas este año.

Es el caso de Johnson & Johnson, que este martes ha anunciado que despedirá hasta 3.000 trabajadores de la división de dispositivos médicos. En total trabajan en este área 60.000 de los 127.000 empleados con que cuenta la compañía a nivel mundial.

El presidente de Johnson & Johnson, Gary Pruden, ha destacado que el objetivo de esta reestructuración es hacer “evolucionar” las ofertas de la compañía, su estructura y distribución, además de incrementar la inversión en innovación. "Estas acciones reconocen las necesidades cambiantes del mercado global de dispositivos médicos y dará más valor a los clientes, incrementando nuestra ventaja competitiva e impulsar el crecimiento y rentabilidad de nuestro negocio", ha señalado en un comunicado emitido por la compañía.

También se apunta a los despidos General Electric. El grupo prescindirá de 6.500 trabajadores en Europa, una decisión que ha tomado después de la compra de Alstom por 8.500 millones de euros. En este caso, el objetivo es integrar las actividades de la compañía gala en sus unidades operativas.

Los países más afectados serán Francia, con 1.700 despidos, y Alemania, con 765, ya que es en estos dos países donde Alstom tiene sus principales negocios.

WAL-MART Y MACY'S CIERRAN TIENDAS

La caída de las ventas ha llevado a la cadena estadounidense de grandes almacenes Macy’s a anunciar el cierre de 40 tiendas y el despido de 4.800 trabajadores. Según informó la compañía el pasado 7 de enero, estos recortes afectarán a una media de tres o cuatro empleados por cada uno de sus centros y supondrán un ahorro de 400 millones de dólares.

En un comunicado, Macy’s anunció que su objetivo es “ajustar los niveles de personal”, así como “incrementar la productividad y mejorar la eficiencia” tras unos datos de ventas “decepcionantes”. En 2015, Macy’s contaba con 166.900 trabajadores a tiempo completo y parcial.

Apenas una semana después del anuncio de Macy’s, se conocieron los recortes en Wal-Mart. La cadena de supermercados es el mayor empleador de Estados Unidos, con una plantilla de dos millones de trabajadores y 7.400 establecimientos en todo el mundo.

Aunque aún no daba la cifra de empleados que se verán afectados, Wall Street Journal publicó el 15 de enero que cerrará 269 tiendas. Esta cifra se conoció semanas después de que la compañía rebajara su previsión de beneficios para 2016.

DESPIDOS EN LAS PETROLERAS

El sector del petróleo, que se ha visto golpeado por el desplome del precio de crudo, también está entre los que se han sumado a los despidos masivos. Entre las compañías que tienen previsto realizar recortes de plantilla este año se encuentra la británica BP, que el 12 de enero anunció el despido de 4.000 trabajadores en la unidad de exploración y producción, que pasaría de 24.000 empleados a menos de 20.000.

El ajuste, que durará hasta finales de 2017 pero en su mayoría se llevará a cabo a lo largo de 2016, responde al endurecimiento de las condiciones del mercado por el desplome del precio del petróleo.

La compañía británica sigue así el camino marcado por Shell, que a mediados de diciembre anunció una nueva oleada de despidos. La compañía anglo-holandesa ya anunció en 2015 el despido de 7.500 empleados, a los que se suman otros 2.800 tras la integración de la gasista BG Group, que compró en abril por 47.000 millones de libras (más de 64.000 millones de euros).

YAHOO INTENTA CALMAR A LOS ACCIONISTAS

El mismo día en que Macy’s anunciaba el cierre de tiendas y recortes en la plantilla, salían a la luz los planes de Yahoo para llevar a cabo una nueva oleada de despidos y tratar así de calmar los ánimos de los accionistas hacia la gestión de la CEO Marissa Mayer, según publicaba Bloomberg. Sin embargo, habrá que esperar para conocer el alcance de esta medida,

Mayer lleva más de tres años intentando enderezar el rumbo de Yahoo y para ello está buscando fórmulas que aumenten el negocio y hagan frente a la amenaza que suponen sus competidores. Mientras, las críticas de los accionistas sobre su gestión se multiplican.

Durante su mandato, Marissa Mayer ya ha llevado a cabo varias reducciones de plantilla. Al final del tercer trimestre, la compañía contaba con más de 11.000 empleados, un 14% menos que el año pasado. El pasado mes de octubre, Mayer se comprometió ante los inversores a mantener controlada su disciplina financiera y anunció también que presentaría sus nuevos objetivos a comienzos de este año.

MÁS EN MSN:

El drama humano de la Bolsa china

Guindos cree que el crudo barato ahorrará 15.000 millones a España

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon