Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las razones por las que debe y por las que no debe Reino Unido seguir en la UE

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 18/06/2016 Bolsamanía

Los británicos llevan meses escuchando los pros y los contras de que su país abandone la Unión Europea tras el referéndum convocado este 23 de junio, una consulta histórica que podría conllevar la primera salida del bloque de un Estado miembro.

Los partidarios de la salida de la UE, popularmente conocida como 'Brexit', se han aglutinado en varias campañas, como Vote Leave o Leave.eu, mientras que a favor de la permanencia está trabajando el primer ministro, David Cameron, y varios de sus ministros, así como el partido laborista y también campañas como Stronger In.

A FAVOR

1. La pertenencia a la UE supone a Reino Unido un gasto semanal de 350 millones de libras, lo que equivale a cerca de 20.000 millones al año. Si el Estado se ahorrara este dinero podría destinarlo por ejemplo a la construcción de un hospital cada semana, señala Europa Press.

2. Reino Unido es la quinta economía mundial y su salida de la UE le permitiría negociar acuerdos de libre comercio más ventajosos con países como India o China. Igualmente, podría negociar un nuevo acuerdo con la UE en el marco de las negociaciones sobre su salida. Solo el 5% de las empresas británicas exportan a la UE pero todas sufren su burocracia. Según Economist for Brexit, el PIB aumentaría un 2%.

3. Más de la mitad de las leyes que se aplican en Reino Unido están redactadas por burócratas de la UE a los que no han votado los británicos. Además, "los eurócratas" están esperando a que se celebre el referéndum para adoptar un nuevo tratado en el que el país, si se queda, tenga que ceder "más dinero y poderes". "Esta es nuestra última oportunidad de recuperar el control" y podría "no haber otra votación sobre este asunto en 40 años", sostiene Vote Leave.

4. Reino Unido recuperaría el control de sus fronteras y de su seguridad, con lo que tendría potestad para decidir quién entra en el país y a quién expulsa. Actualmente, unos 250.000 ciudadanos de países de la UE llegan cada año al país, lo que supone una pesada carga para sus servicios públicos, principalmente el servicio de salud (NHS). El país es la cuarta potencia militar mundial.

© Proporcionado por Bolsamanía

5. Reino Unido recuperaría su influencia a nivel mundial. Actualmente, Londres está en minoría frente al bloque de países de la zona euro, que son mayoría en el Consejo Europeo. Su salida significaría que tendría voz propia en organismos en los que ahora la UE ha tomado el rol de portavoz. Además, cabe la posibilidad de que la UE siga creciendo más allá de los 28 países que ahora la integran, ya que se está negociando con Albania, Macedonia, Montenegro, Serbia y Turquía, informa Europa Press.

EN CONTRA

1. La salida de la UE perjudicaría a la economía británica y obligaría al Gobierno a recortes en el gasto de 40.000 millones, lo que afectaría entre otros al gasto en salud. Asimismo, dado que más de 3 millones de empleos están vinculados con el comercio con la UE, los expertos advierten de que se podrían perder hasta 950.000 empleos, entre otras cosas porque algunas multinacionales han amenazado con salir del país.

2. El comercio con la UE equivale al 44 por ciento de las exportaciones británicas y más de un millón de negocios comercian sin tener que pagar impuestos, algo que se perdería. Reino Unido tendría que negociar una nueva relación comercial con la UE y con otros muchos países con los que actualmente existe un acuerdo a través del bloque.

3. Los beneficios de pertenecer a la UE se estiman en 91.000 millones de libras para la economía británica. El gobernador del Banco de Inglaterra ha advertido de que con toda probabilidad el 'Brexit' conllevaría una recesión y una devaluación de la libra, con los efectos que esto tendría para los bolsillos de los ciudadanos. El Departamento del Tesoro estima que la salida podría repercutir de forma negativa en hasta 4.300 libras al año en los hogares británicos.

4. La salida de Reino Unido acabaría con la libertad de movimientos por lo que los británicos tendrían más complicado encontrar trabajo, hacer turismo o jubilarse en países de la UE sin contar con un visado, como ocurre ahora. La seguridad del país también se vería amenazada, ya que dentro de la UE se puede hacer frente común frente a determinadas amenazas como el terrorismo, además de facilitar la extradición de sospechosos.

5. Estar en la Unión Europea da a Reino Unido un papel más poderoso en el mundo y voz en las grandes decisiones a nivel mundial, como pueden ser las regulaciones sobre cambio climático, comerciales, en materia económica o de seguridad, entre otros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon