Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las reservas de divisas de China se desploman a mínimos de cinco años

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/12/2016 Noemí Jansana

Los esfuerzos del Banco Popular de China para sostener el declive del yuan ante el avance del dólar han dejado notar sus agudos efectos en los datos de reservas de divisa extranjera del gigante asiático, publicados por el banco central. Pekín ha consumido más de 69.000 millones de dólares en noviembre, un buen bocado a la despensa de moneda extranjera del regulador chino que ha colocado las cifras de reservas de la entidad en su nivel más bajo desde marzo de 2011, en 3,052 billones de dólares.

La caída es mucho mayor de lo esperado por el consenso de mercado de Reuters. Concretamente, más del doble de lo previsto por la agencia de noticias, que había estimado un declive de 30.000 millones de dólares. Con este, son ya cinco los meses consecutivos que disminuyen las reservas del banco central chino, que todavía mantiene el mayor volumen mundial de divisa extranjera, pero que mantiene una prolongada tendencia a la baja en los últimos dos años.

El de noviembre es el mayor declive visto desde el mes de enero. El regulador chino ha emitido un comunicado en el que ha señalado que la mordida al monto total se debe a una combinación de la actividad del banco central y al impacto de la fortaleza del dólar, que ha reducido el valor del resto de divisas que acumula el banco central.

SALVANDO EL YUAN

La cruzada de las autoridades chinas para apuntalar su moneda llevó a los principales bancos estatales del país a una fiebre vendedora de dólares que se mantuvo durante cinco días consecutivos entre finales de noviembre y principios de diciembre. Además de en las reservas del país, este movimiento también ha dejado notar sus efectos y ha aupado al yuan: la divisa se ha recuperado de sus recientes mínimos de ocho años y medio, y ha abierto la sesión en los 6,8868 yuanes por cada dólar. No obstante, cerró el mes de noviembre con un declive de más de un 1,6%, su peor mes desde agosto de 2015.

© Proporcionado por Bolsamanía

La opinión de los expertos es que únicamente la intervención del banco central del país ha evitado que la divisa se cambie todavía por debajo de los 7 yuanes por cada dólar, un nivel que acabará rebasando, según todas las predicciones. El renminbi -como también se denomina al yuan- acumula pérdidas de casi un 6% en este 2016.

La gran pregunta que planea entre los inversores ahora es hasta dónde está dispuesto a llegar el regulador en su empeño de salvar su moneda sin comprometer seriamente sus reservas de divisas. Los expertos señalan el nivel de los 3 billones como un umbral psicológico que, a este ritmo, el banco central rebasará en los primeros meses de 2017.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon