Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las seis diferencias entre el 20D y el 26J

Bolsamanía Bolsamanía 23/06/2016 Virginia Mora

Los españoles están llamados a las urnas de nuevo este domingo 26 de junio por segunda vez en seis meses. Las elecciones del pasado 20D dejaron clara una cosa, que los partidos iban a tener que pactar para formar Gobierno, pero fueron incapaces y eso nos ha abocado a unos nuevos comicios. Ahora la historia parece volver a repetirse, como si de un ‘deja vu' se tratase, aunque no todo es igual. Y es que hay varios puntos que diferencian a una y otra cita electoral.

Para empezar, mientras que las pasadas elecciones se celebraron en pleno invierno, ahora estamos en verano, momento bastante inusual para convocar una cita en las urnas. De hecho, es la primera vez que hay comicios en época estival. Pero las diferencias no acaban ahí.

1. Voto por correo

La celebración de las elecciones en pleno verano ha sido determinante para muchos españoles, que han optado por votar por correo para poder ejercer su derecho sin tener que acudir presencialmente al colegio electoral el domingo. Las últimas informaciones apuntan a que Correos ha admitido un total de 1.452.988 solicitudes de ciudadanos residentes en España, unos datos que casi duplican las 783.415 peticiones de los comicios del 20D.

Se da la circunstancia de que este es el primer fin de semana del verano, y de que coincide con San Juan, que se celebra el día 24 y que es festivo en Cataluña, Galicia y en municipios como Alicante, por lo que estamos ante un puente de tres días que muchos aprovecharán para hacer una escapada. Además, los niños ya han acabado el colegio y muchas familias cogen ya vacaciones. Todo ello ha provocado que se dispare el voto por correo.

2. Rajoy, en el debate a cuatro

La campaña al 26J ha sido muy diferente a la del pasado 20D, y sin duda lo más llamativo ha sido la presencia del candidato del PP a La Moncloa, Mariano Rajoy, en el debate a cuatro celebrado el pasado 13 de junio. En la anterior ocasión el Partido Popular decidió mandar a la ‘número dos' de la papeleta por Madrid, Soraya Sáenz de Santamaría, a esta cita con la excusa de que ni Podemos ni Ciudadanos tenían representación parlamentaria.

Ahora las cosas son bien distintas, ya que tanto los de Pablo Iglesias como los de Albert Rivera entraron en el Congreso el pasado 20D, por lo que Rajoy no ha tenido ‘excusa' para no acudir al debate a cuatro. Y no sólo eso, ya que el candidato ‘popular' también ha multiplicado sus apariciones televisivas respecto a los comicios de diciembre. No hay que olvidar que esta vez incluso ha ido al programa El Hormiguero de Antena 3, donde la última vez acudió Santamaría.

3. Acuerdo Podemos-IU

Este 26J también es diferente por la unión de Podemos e IU. En la pasada cita en las urnas ambos partidos no fueron capaces de llegar a un acuerdo para concurrir a las elecciones de la mano, aunque esta vez, ante la situación que se planteaba (resultados similares en las votaciones), Pablo Iglesias y Alberto Garzón hicieron un ‘esfuerzo' y acordaron ir juntos a las elecciones en toda España bajo una misma candidatura a la que se dio el nombre de Unidos Podemos.

En ella también están las confluencias con las que Podemos concurrió a las elecciones el pasado 20D en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia: En Comú Podem, Compromís y En Marea respectivamente.

4. El ‘sorpasso' al PSOE

Por otro lado, no hoy que olvidarse de otra de las diferencias fundamentales entre las dos citas en las urnas. Esta vez las encuestas que se han conocido a lo largo de la campaña han puesto de manifiesto una cosa: la debilidad del PSOE frente a la candidatura de Unidos Podemos. Según los sondeos, habrá ‘sorpasso' de los de Iglesias y Garzón a los socialistas, que si se cumplen las previsiones pasarán a ser tercera fuerza política.

Lo cierto es que las encuestas son sólo eso, encuestas, por lo que habrá que esperar a ver lo que ocurre este domingo y si realmente el PSOE pierde la segunda posición que logró el pasado 20D.

5. Campaña más austera

Y en esta ocasión la campaña también ha sido diferente a la del 20D en cuanto a la cantidad de dinero que han gastado los partidos en ella. Hay que recordar que tras constatarse la falta de acuerdo para formar Gobierno tras las últimas elecciones, los partidos se reunieron para tratar de acordar una reducción de los gastos electorales, aunque finalmente no hubo consenso.

Quedó, por tanto, en manos de cada partido reducir o no el presupuesto que iban a gastar en campaña. El PP se ha fijado un presupuesto de 8,4 millones de euros frente a los 12 millones del 20D. Se trata de una reducción del 30%, la misma que se comprometió a hacer el PSOE, que se fijó un tope de gasto de 6,3 millones de euros para el 26J frente a los 9 millones de las elecciones de diciembre. Por su parte, Ciudadanos tiene previsto gastar 3 millones de euros, cuando el 20D gastó entre 3,6 y 3,8 millones, una reducción de entre un 10% y un 15%, mientras que Podemos ha sido el único partido que ha mantenido el gasto en 2,2 millones de euros, aunque también hay que recordar que es el partido con el presupuesto más bajo.

El ‘ahorro' ha venido, básicamente, de la supresión de la publicidad exterior estática (vallas publicitarias o banderolas). Además, en esta ocasión los partidos han optado por una campaña más cercana, con más actos a pie de calle para acercarse más a la ciudadanía.

© Proporcionado por Bolsamanía

6. Pacto de no agresión PSOE-C's

Por último, no podemos olvidar que este 26J se caracteriza también por el acuerdo de no agresión que parecen haber alcanzado PSOE y C's. Ambos partidos firmaron un pacto tras las elecciones del 20D que sirvió al líder socialista, Pedro Sánchez, para intentar la investidura, algo que finalmente no logró. Y pese a que ese acuerdo no está vigente ya, dada la nueva cita en las urnas, lo cierto es que ninguno de los partidos ha atacado al otro en todo lo que va de campaña.

Sería algo contradictorio si lo hiciesen, dado que lograron acordar unos 200 puntos en común, por lo que han preferido centrar sus ‘ataques' en PP y Podemos. Está por ver si tras el 26J vuelve o no a haber acuerdo entre PSOE y Ciudadanos y si lo hay, si es suficiente para formar Gobierno ya que los pactos van a ser necesarios para decidir quién será el nuevo inquilino de La Moncloa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon