Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las siete claves de las elecciones americanas para los inversores en bolsa

Bolsamanía Bolsamanía 14/09/2016 Bolsamanía

Las elecciones americanas son muy importantes para los inversores en bolsa. Al menos eso es lo que afirman los analistas de Bank of America Merrill Lynch, que identifican hasta siete claves que deben tener en cuenta los operadores a la hora de analizar los comicios presidenciales en Estados Unidos.

"A menos de dos meses para la elección presidencial en EEUU, identificamos varias claves electorales y sus implicaciones para los inversores en bolsa, desde la política fiscal a la Fed, pasando por los impuestos", señalan estos expertos.

Shock de incertidumbre: La incertidumbre está pesando en las elecciones presidenciales en EEUU. Aunque la incertidumbre crea oportunidades a largo plazo, a corto plazo podría afectar a la tendencia alcista del S&P 500. También puede afectar al crecimiento económico, si las empresas adoptan una actitud de 'esperar y ver'. Y la incertidumbre política generalmente es mala para las acciones, ya que está estrechamente relacionada con la volatilidad del mercado.

División del Gobierno: Un Congreso dividido limitaría la probabilidad de propuestas políticas importantes de cada candidato y reduciría algo la incertidumbre política. Y un Congreso dividido sería un escenario positivo para el S&P 500, ya que el índice ha conseguido grandes retornos durante presidencias demócratas con un Congreso dividido, aunque esto sólo ha ocurrido en cuatro ocasiones desde 1928. El segundo mejor escenario ha sido un presidente demócrata con un Congreso republicano, lo que ha pasado diez veces desde 1928.

Política fiscal: Las perspectivas han cambiado de los estímulos monetarios a los estímulos fiscales. El 44% de los inversores piensan que la política fiscal en EEUU todavía es muy restrictiva, lo que sugiere un amplio espacio para inciativas fiscales adicionales. Las expectativas para estímulos fiscales están en máximos desde el final de la crisis, lo que indica que hay un potencial alto para una decepción de las expectativas de los inversores. Los dos candidatos son pro-estímulos vía gasto en infraestructuras y reformas fiscales, pero sus propuestas, sobre todo en impuestos, difieren de manera significativa.

Proteccionismo: El Brexit indica un aumento de la actitudes proteccionistas, que han sido amplificadas por la popularidad de Trump entre las clases trabajadoras, donde ha ganado apoyo de los americanos que se consideran perdedores de la globalización y la inmigración. La recuperación post-crisis ha elevado la riqueza a través del mercado de acciones y del sector inmobiliario, pero no se ha extendido al conjunto de la economía, y la psicología del votante americano puede reflejar esto. Vemos el impacto del proteccionismo como negativo a corto plazo para el S&P 500, debido a su naturaleza global (un tercio de las ventas son internacionales).

© Proporcionado por Bolsamanía

Tratamiento fiscal de los beneficios: La ley actual favorece los beneficios de las acciones y los bonos municipales respecto a los bonos corporativos y los bonos del Tesoro. Las propuestas de Trump aumentarían el favor sobre las acciones repsecto a los bonos, mientras Clinton reduciría las ventajas fiscales de las acciones y los bonos municipales respecto a los bonos corporativos y del Tesoro.

La Reserva Federal: A corto plazo, las dudas políticas descartan una subida de tipos en noviembre, una de las razones por la que nuestros economistas esperan una subida en diciembre. A largo plazo, una de las claves será saber si Janet Yellen es propuesta para un segundo mandato en 2018. Los presidentes generalmente optan por la continuidad, y dado que Yellen fue nombrada por un presidente demócrata, esperamos que Clinton le ofrezca un segundo mandato. Trump ha dicho que cambiaría a Yellen al final de su mandato y ha comentado que los bajos tipos de interés crean burbujas en los activos. El riesgo de una Fed más dura en política monetaria es más elevado con Trump, lo que tendría un gran impacto en sectores como el financiero, sectores apalancados y con altas rentabilidades por dividendo. Un cambio en la politica de la Fed tendría impacto en la actual frágil recuperación.

Sector Salud: Nuestros analistas no esperan diferencias importantes entre los dos candidatos en la reforma sanitaria, que afectan a hospitales y compañías de gestión, así como al precio de los medicamentos. Los comentarios de Clinton sobre este tema han afectado a las empresas farmacéuticas y de biotecnología. Pensamos que este sector representa una oportunidad y estamos sobreponderados en él.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon