Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las startups españolas deben mirar más a Europa: crean menos empleo que la media

Bolsamanía Bolsamanía 08/11/2016 Virginia Mora

El ecosistema de las startups se va definiendo poco a poco en España, aunque todavía queda mucho por hacer. Sobre todo en cuanto a la creación de empleo. Los emprendedores españoles no siempre lo tienen fácil, y aunque en los últimos años han capeado las dificultades, lo que ha hecho que el número de nuevas empresas crezca exponencialmente, lo cierto es que todavía se encuentran por debajo de la media en Europa.

Así lo revelan los datos ofrecidos por la Asociación Española de Startups, que explica que al no haber un “censo” de este tipo de empresas es complicado realizar cualquier tipo de cálculo, aunque estiman que actualmente las startups crean una media de 7 empleos por empresa.

La previsión de las principales 500 startups en España, según fuentes de Startup Explorer, era crear más de 7.000 puestos de trabajo en 2016, prácticamente el doble de los 3.800 que crearon en 2015. Aunque los datos aún no están confirmados, y habrá que esperar a que acabe el año para saber si las expectativas se han cumplido o no. Sea como sea, explican desde la Asociación Española de Startups, el empleo que crean estas empresas es “diverso y de calidad”, porque “no sólo emplean a profesionales relacionados con la tecnología y los negocios”.

No obstante, las startups españolas aún tienen mucho camino que recorrer para alcanzar a sus homólogas de otros países. En el resto de Europa la media de las startups crea 13 empleos incluyendo los fundadores, según datos del European Startup Monitor de 2015. A la cabeza se sitúa Alemania, con 18 empleos por startup, mientras que en Reino Unido la situación también es muy alentadora. Según Isidro Laso, director de Startup Europe, en Reino Unido un 5% de las nuevas empresas son las que han creado más del 50% de empleo nuevo, y ese 5% son las startups.

“En España hay entre 5.000 y 6.000 startups. El número de proyectos que se denominan startups ha crecido rápidamente desde 2012 y sobre todo en los últimos dos años, desde 2014”, explican desde la Asociación Española de Startups, que remarca que a pesar de que el ecosistema todavía no es “maduro” sí que “está avanzando rápidamente”. En este sentido, destacan algunos emprendedores que ya han triunfado dentro o fuera de España y que vuelven “aportando su experiencia y también su capital, lo que contribuye a la solidez del sistema”, remarcan.

UN FUTURO ESPERANZADOR… PESE A LAS DIFICULTADES

Las startups pueden ayudar a reconvertir la economía no sólo en España, sino también en Europa, pero para ello deben reconocerse sus especificidades y crearse una regulación que apoye la innovación. Esa es una de las reclamaciones que hace la mencionada asociación, que pide mayor apoyo para los emprendedores, sobre todo ante las dificultades a las que tienen que hacer frente.

“Una startup es un proyecto innovador. Este tipo de empresas, cuando nacen, tienen la posibilidad de cambiar el mundo, cambiar alguno de nuestros hábitos y rutinas. Sin embargo, por su propia característica innovadora, son proyectos que fracasan en un alto porcentaje”, explica la Asociación Española de Startups, que da un dato más: “El 90% de las startups que son el primer emprendimiento de sus fundadores fracasa, pero este ratio baja dramáticamente si el fundador tiene experiencia emprendedora previa”.

Para los emprendedores, el principal inconveniente a la hora de poner en marcha una startup es el periodo inicial de investigación que debe realizar, que es muy largo y en el que no hay ingresos. Además, suele conllevar fuertes gastos. Se conoce como 'valle de la muerte', y es precisamente ahí en donde las startups necesitarían apoyo público.

La Asociación Española de Startups se queja de que España no es precisamente un país apropiado para emprender. “Se ponen muchas trabas al emprendimiento, especialmente a las startups como empresas innovadoras con gran incertidumbre”, señala. Y desvela cuáles son las reivindicaciones del sector: la creación de un tipo especial de empresa que se adapte a estos periodos iniciales de las startups, la mejora de la financiación en las fases tempranas con la adaptación de programas que han funcionado en otros países de nuestro entorno, y una tasa de autónomos vinculada a los ingresos.

AMÉRICA LATINA, UNO DE LOS PRINCIPALES DESTINOS

Por otro lado, como destino de internacionalización de las startups españolas se encuentra América Latina. Un estudio realizado por Ticketbis en 2015 señalaba que más del 27% de las startups de España tenía presencia en la región y además las empresas participantes seleccionaron América Latina como su objetivo más importante para futuras expansiones.

Pero, ¿cómo es la situación de las startups españolas que operan en América Latina? Ticketbis acaba de realizar un sondeo entre 10 startups que operan con éxito en América Latina (Beruby, Minube, Kantox, Job and Talent, Doctoralia, Gigas, Habitissimo, Agile content, Audiense y la propia Ticketbis) para actualizar estos datos y para identificar cuáles fueron los motivos que les llevaron a instalarse en la región.

© Proporcionado por Bolsamanía

La mayoría de ellas han explicado que decidieron dar el salto entre 2009 y 2012, años en los que la crisis castigó más a España. Además, la actividad internacional de estas empresas en América Latina supuso un 49% de media de su facturación en mercados extranjeros a lo largo de 2015. Como sectores más representativos se sitúan el de telecomunicaciones (40% de las participantes) y el comercio electrónico (30%).

México es el país con más representación, ya que el 100% de las startups españolas analizadas opera en el país. Le sigue Colombia, mercado en el que está presente el 90% de los participantes, mientras que Argentina y Chile se sitúan en el tercer lugar con un 80%. Y entre las razones que les llevaron a operar en América Latina han hablado de la “idoneidad del modelo de negocio en la región” y del “el uso de español como lengua común”.

Y como principal dificultad a la hora de iniciar operaciones en la región, la mitad se ha referido a la “diferencia en las plataformas de pago”. También se han referido a la dificultad para conseguir empleados y al coste que implica iniciar operaciones en estos países.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon