Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las tres prácticas matutinas que te hacen ser más productivo

Bolsamanía Bolsamanía 03/11/2015 redaccion@bolsamania.com

¿Quién no quiere ser más productivo en su día a día? Pues bien, conseguirlo no es tan complicado. Hay una serie de gestos bastante sencillos que ayudan a toda persona a sacar el máximo partido a su jornada y que se convierten en un gran aliado a la hora de dar un salto importante en sus competencias.El portal América Economía se ha hecho eco de un artículo de The Blog Think para enumerar las tres costumbres matinales que ayudan a las personas a aprovechar todas las ventajas que ofrece la mañana para encarar el día con ganas de comerse el mundo y ser el mejor en cualquier empresa que se emprenda.1- Despertar con la luz del sol:Dejar de lado a nuestro gran amigo el Sol puede provocar trastornos a la hora de irnos a la cama. Las luces artificiales engañan a nuestro cuerpo y alteran su ritmo biológico, ya que adopta como naturales todas las luces artificiales a las que estamos expuestos.Deja que sea el Sol el primero que te dé los buenos días cada mañanaLo mejor que se puede hacer, según los expertos, es coger el ritmo más natural posible. Es decir, aprovechar la luz solar para marcar el punto de inicio y final del día. De esta forma se eliminan las alteraciones artificiales a las que estamos expuestos. Así que ya sabes, deja que sea el Sol el primero que te dé los buenos días.2- Crear rutinas automáticas:Cuando uno abre el ojo, lo que menos le apetece es ponerse a pensar y terminar con la cabeza llena de pájaros. Los expertos recomiendan acostumbrarse a realizar una serie de rutinas automáticas para que las hagamos por pura inercia, dando un respiro al cerebro para no forzarlo desde la primera hora de la mañana.Además, esta práctica ayuda a optimizar el tiempo y a no distraernos tratando de organizar qué hacemos primero, si ducharnos, el desayuno, preparar la ropa o hacer la cama, ya que sabremos qué hay que hacer sin necesidad de pensar más de lo necesario.3- Terminar primero las cosas difíciles:Una vez se han completado los dos pasos anteriores y nuestro cerebro ya empieza a estar en este mundo, lo más recomendable es centrarse en completar las tareas más complicadas del día. Esto es así porque es justo este momento en el que más energía tenemos y en el que todavía no se acusa el desgaste que se va acumulando durante el resto de la jornada.Para cumplir este paso, el digital ha recomendado elaborar una lista en la que se anote una relación de las tareas a realizar durante el día. Una vez completada la lista, hay que empezar a tachar por las que a priori se presentan más complicadas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon