Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Le toca la lotería tras sobrevivir a un accidente de avión en Dubai

Bolsamanía Bolsamanía 11/08/2016 Bolsamanía

Mohammad Basheer Abdul Khadar, un ciudadano indio de 62 años, fue el pasado día 3 de agosto uno de los supervivientes del vuelo EK521 que sufrió un accidente en el aeropuerto de Dubai. Pocos días más tarde, Khadar compró en ese mismo aeropuerto un número de la lotería del Duty Free que resultó premiado con un millón de dólares.

© Proporcionado por Bolsamanía

El avión en el que viajaba tuvo que realizar un aterrizaje forzoso y acabó calcinado. Un bombero murió murió en el lugar de los hechos por causas que todavía se desconocen.

Tal y como informa El Mundo, pocos días después del accidente, el protagonista de esta historia compró en ese mismo aeropuerto un número de la lotería del Duty Free. Lo eligió al azar, el número 0845 y la fortuna le volvió a sonreír, porque su boleto fue premiado con un millón de dólares (900.000 euros).

"He estado trabajando en Dubai desde hace 37 años y siempre me he sentido como en mi país. Vivo una vida sencilla y ahora es hora de jubilarme, siento que Dios me ha dio una segunda vida tras sobrevivir al accidente aéreo y me ha bendecido con este dinero para que siga haciendo cosas buenas", ha declarado Khadar. "Sabía que Dios me salvó con un propósito específico. Probablemente eso es todo", sentencia el afortunado, que quiere pasar más tiempo con su familia ahora que es abuelo.

AYUDARÁ A LOS NIÑOS EN KERALA

En pocos meses Khadar se jubilará y su pretensión es "ayudar a los niños en Kerala que son menos afortunados que otros y necesitan un poco de ayuda financiera y apoyo médico". No piensa en donaciones, solo en "trabajar para el bienestar de los demás".

Según detalló a la prensa, durante años ha tenido que hacer frente a un costoso tratamiento para su hijo de 21 años, que quedó paralizado por un accidente poco después de nacer. "Hace unos años tuve que pedir un préstamo de unos 24.000 euros para una cirugía para él. Ya he conseguido devolver el dinero".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon