Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lo que se perdió en Cuba: 500 familias españolas se asocian para recuperar su patrimonio

Bolsamanía Bolsamanía 07/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Unas 500 familias españolas con grandes y medianos patrimonios que fueron expropiadas en Cuba durante la revolución de Castro, consideran que este punto aperturista del país caribeño es el momento para recuperar lo que perdieron y preparan su estrategia legal.LA INICIATIVA Jordi Cabarrocas es la persona responsable de impulsar este proyecto cuando hace más de diez años asoció a todas las familias que emigraron a España. Así y según El Confidencial, en el año en 2001 fundó una sociedad de nombre '1898 Recuperaciones Patrimoniales' y en sus documentos señalan como “una oportunidad de recuperar patrimonio confiscado a través de acciones legales financiadas por un fondo de inversión”. A este respecto, la firma no exige adelantos y asume todo el riesgo de la operación, a cambio de un 30% del patrimonio recuperado."Hemos ido creciendo y perseverando y en los últimos años, con la enfermedad de Fidel y el proceso de apertura, vemos que se acerca nuestro momento", comenta CabarrocasEste impulsor y sus socios ya comenzaron a presentarse en las casas de las familias que huyeron de Cuba pero advierto que les recibieron de manera muy fría y con escepticismo ya que muchos son ancianos. "Hemos ido creciendo y perseverando y en los últimos años, con la enfermedad de Fidel y el proceso de apertura, vemos que se acerca nuestro momento. Al menos estamos en un escenario más favorable”, comenta.Para Cabarrocas, con esta iniciativa conseguirán recuperar al menos una parte del patrimonio expropiado en un plazo inferior a 10 años. Sin embargo, siempre el medio, por el momento no existe la posibilidad de abrir un expediente, ni han empezado a trabajar sobre el terreno. Al parecer, su argumentación legal se fundamenta en los precedentes“Sólo reclamamos patrimonio inmobiliario y ha habido muchos casos parecidos en los últimos 100 años. Cuando se acaba una dictadura, el 90% de las veces se produce algún tipo de reversión porque se necesita alcanzar algún tipo de seguridad jurídica para atraer la inversión. Pasó en Alemania Oriental, en la Unión Soviética, en Chile... Y desde Washington se va a presionar en las negociaciones si Cuba quiere levantar el embargo”, indica según El Confidencial.Además de a España, la idea se ha extendido a Miami, donde ya algunos abogados han empezado a buscar a clientes cubanos parte de la expropiación de Castro.“Tenemos gente en Cuba ya preparada para empezar las reclamaciones. La mayoría de los cubanos que se mudaron aquí se trajeron escrituras y las han ido metiendo en sus testamentos. Yo no creo que se pueda recuperar todo, ni tiene sentido reclamarlo, habrá que negociar caso por caso, ofreciendo inversiones para que el gobierno cubano reciba algo a cambio”, comenta el abogado Leoncio E. De la Peña, propietario del Grupo De la Peña.LA FAMILIA PRESOL , UN EJEMPLO El Confidencial cuenta el caso de la familia Presol. José Manuel tenía 15 años cuando abandonó la isla de Cuba y no tuvo tiempo para despedirse de nadie. El padre del joven, Benigno Presol, fue indultado por orden de la revolución comunista tras pasar un tiempo en el centro de detención de Villa Marista, acusado de pertenecer a la resistencia a Castro.“Eso era cierto, él empuñó un fusil contra Castro porque no le gustaba lo que veía, igual que lo había hecho antes contra Batista. Le dejaron marcharse bajo dos condiciones: que toda su familia cogiese el primer avión a España y que no volviesen nunca. Nos dijeron que si un Presol pisaba la isla lo mandarían fusilar de inmediato. Nos marchamos y ya nunca más volvimos”, relata un José Manuel de ahora 63 años.La familia, ya en España, volvió a hacer su vida en Madrid pero guardaron las escrituras de todos los bienes expropiados de Cuba. “Teníamos una tienda de ultramarinos con un bar en la carretera del aeropuerto de La Habana", dice José Manuel y también añade: "Poseíamos inmuebles y apartamentos, solares y una participación minoritaria en una empresa cervecera”. Es importante señalar que en el año 1967 su patrimonio estaba tasado en 120.000 dólares.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon