Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 10 mejores videoclips de David Bowie en el primer aniversario de su muerte

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 10/01/2017 Bolsamanía

Este martes 10 de enero se cumple el primer aniversario del fallecimiento del artista británico David Bowie, que murió a los 69 años víctima de un cáncer contra el que había luchado durante 18 meses. Bowie no dejó indeferente a nadie en su larga carrera ni por su música ni por sus videoclips.

David Bowie puso los pelos de punta a todos al estrenar el videoclip de Lazarus, en el que demostró que mantenía intacta su capacidad para sorprender e inquietar. Y pasados unos días, David Bowie logró dejar a todos totalmente devastados al comprender, después de la llegada de la muerte que solo él y sus más íntimos esperaban, que el mencionado vídeo era una turbadora y escalofriante despedida.

"Mira aquí arriba, estoy en el cielo. Tengo cicatrices que no pueden ser vistas", canta el músico inglés en ese Lazarus, en cuyo vídeo aparece postrado en una desasosegante cama de hospital, con los ojos vendados como quien no quiere ver la inminencia del fatal desenlace, aunque con claros síntomas de intranquilidad.

© Proporcionado por Bolsamanía

Una historia narrada en poco más de cuatro minutos, que ha cobrado todo su sentido con la muerte de David Bowie por cáncer de hígado, una enfermedad que solo sus más allegados conocían y que se había llevado con todo el secretismo posible en este mundo de chismorreos tan incesantes como infundados. Una historia en la que vemos al artista levitar en su lecho y que termina con él mismo encerrándose en un armario... que ahora tampoco es un armario.

Todo parece claro ahora, cuando sus millones de fans repiten incesantemente que ha sido un genio hasta el final, que incluso su muerte ha sido una obra de arte. Lo que parece claro, desde luego, es que todo lo que ha sucedido estaba preparado en la cabeza de uno de los iconos infinitos de la música de nuestro tiempo, quien también nos regaló durante los últimos cincuenta años algunos videoclips impactantes e inolvidables. Repasamos.

BLACKSTAR Y LAZARUS

No pretende este ser un recorrido cronológico, pero ya que hemos empezado por el final, está bien recordar que antes de Lazarus ya nos quedamos pasamados con Blackstar, el corto de diez minutos que da título a todo el último disco de David Bowie, publicado el pasado viernes, coincidiendo con su 69 cumpleaños y dos días antes de morir (lo dicho, todo parece atormentadamente preparado en su inevitable desenlace).

Pues bien, en Blackstar ya vemos a Bowie con los ojos tapados, definitivamente haciendo todo lo posible por no ver lo que llega, protagonista de un universo denso, oscuro y opresivo, con rituales propios de las sectas, individuos crucificados y, en definitiva, mucho dolor inminente. Lo repasamos después de Lazarus:

THE NEXT DAY

Tras diez años sin publicar disco, David Bowie volvió por sorpresa en 2013 con el disco The Next Day. El tema principal cuenta con un videoclip para cuyo visionado YouTube pide que seas mayor de edad. En él vemos al actor Gary Oldman ejerciendo de sacerdote en un burdel repleto de personajes amenazantes de esos que no transmiten paz, precisamente.

THE STARS ARE OUT TONIGHT

En este clip también perteneciente a The Next Day (2013), vemos a David Bowie con la actriz Tilda Swinton viviendo una plácida vida en un barrio cualquiera. Pero tras hacer la compra en el supermercado, todo se complica en casa con presencias espeluznantes haciendo de las suyas. Incluso anda por ahí un ruidoso joven David Bowie... más o menos.

I'M AFRAID OF AMERICANS

A mitad de los noventa, David Bowie buscó nuevos horizontes uniéndose a Trent Reznor y sus Nine Inch Nails en una gira conjunta en la que ambos se influyeron mutua e inevitablemente. Este videoclip al estilo Taxi Driver en las calles de Nueva York es la mejor prueba de lo que el maestro 'robó' de su alumno.

UNDERGROUND

Para este tema de la banda sonora Dentro del laberinto, Bowie repasa algunos de sus alter egos, como Ziggy Stardust, The Thin White Duke y el propio Jareth de la película. Además, en un momento dado se convierte en un personaje de dibujos animados, algo muy habitual en los inicios de la era de los videoclips en los ochenta.

BLUE JEAN

Para promocionar Blue Jean, single estrella del disco Tonight de 1984, David Bowie llamó al cineasta Julian Temple para rodar un corto de 20 minutos. En él se relatan los esfuerzos de un muchacho para intentar seducir a una joven, para lo cual le dice que conoce a su estrella favorita, Screaming Lord Byron. Ambos personajes masculinos están interpretados por Bowie, quien consigue generarnos toda la desconfianza posible hacia la estrella de marras. A continuación vemos la versión corta y la versión normal de esta curiosa pieza audiovisual.

ASHES TO ASHES

Si hay algo que siempre ha tenido David Bowie es esa capacidad innata e infinita para llamar la atención. Para casi aterrar con su inabarcable magnetismo. Eso lo saben bien los niños que veían este vídeo perteneciente a su disco de 1980 Scary Monsters (and Super Creeps), en el que aparece caracterizado con todo tipo de disfraces bizarros. El más sobrecogedor, el de ese singular arlequín con sus extraños colegas.

LIFE ON MARS?

Life on Mars? es una canción publicada en diciembre de 1971 en su cuarto álbum, Hunky Dory. Mick Rock fue el director del videoclip rodado en mayo de 1973 en los camerinos del Earls Court de Londres, con el artista rompiendo moldes con su sola presencia y caracterización. Es tan sencillo que resulta tremendamente efectivo, básicamente porque es David Bowie en estado puro.

SPACE ODDITY

Poco después de grabar el tema en 1969, siendo aún casi un desconocido, Bowie filmó un video para promocionar su película Love you till tuesday, con la que pretendía darse a conocer en la industria musical para así llegar al gran público. Más tarde, en 1972, Mick Rock filmó otro clip con el músico interpretando la canción para aprovechar su recién obtenido tirón popular. Pero esta rareza primitiva es la auténtica joya porque anticipa todo lo que estaba por venir. Nadie podría haberlo imaginado. Salvo el protagonista de la historia, desde este ampuloso inicio hasta su glorioso y desasosegante desenlace.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon