Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los bancos centrales dan alas al euro, pero no se decide a dar el salto contra un dólar debilitado

Bolsamanía Bolsamanía 09/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El apetito por el riesgo de los inversores se ha visto espoleado en el cierre del jueves por las actas de la reunión de la Reserva Federal de EEUU (Fed), que mostraron que la prudencia se ha instalado entre los miembros del FOMC -el comité de política monetaria del banco central. En el otro lado de la balanza, el Banco Central Europeo (BCE) también publicó las conclusiones de su última reunión que no indicaron amenaza alguna para el euro.Sin embargo, el BCE, aunque no mostró urgencia por aumentar las políticas de estímulo también hizo gala de cierta cautela, ya que los responsables de la política monetaria europea expresaron sus preocupaciones acerca de la economía y la inflación. Sin embargo, el Euro/Dólar se ha fortalecido, operando muy cerca de los 1,1300, pero sin atreverse a seguir escalando hacia los 1,1400, ya que la resistencia que presentan los 1,13180 está siendo infranqueable para el cruce.Para José María Rodríguez, análisis técnico de Bolsamanía, el cruce "exhibe algo más de músculo" y de conseguir sobrepasar el citado nivel, "en precios de cierre podría intentar buscar la zona de los 1,14600 y por encima los máximos de agosto en los 1,17140". Pero, advierte Rodríguez que hasta que el precio no cierre por encima de esos 1,13180 con holgura "tendremos más de lo mismo, esto es lateralidad y más lateralidad en un rango de precio comprendido entre los 1,11 por abajo y los 1,1320"."Con todo y con eso lo realmente importante continúa estando en el canal alcista por el que se sigue desplazando el euro/dólar desde los mínimos anuales alcanzados el pasado mes de marzo", concluye el experto. SIN SUBIDAS DE TIPOSPero tal y como señalan los analistas de Danske Bank, fue el contenido de las actas de la Fed lo que provocó una venta masiva de dólares contra todos sus rivales, ante la posibilidad, cada vez más factible de que el banco central de EEUU no suba tipos este año.“Les preocupaban los riesgos de una posible caída de la inflación, la apreciación del dólar y el impacto que una subida prematura de los tipos pudiera tener en su credibilidad”, señala la fundadora de BK Asset Management, Kathy Lien. Este mes pueden añadir el mercado laboral a sus preocupacionesAunque muchos funcionarios del FOMC creen que el despegue se producirá este año, un buen número de responsables de la política monetaria querían esperar a que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del nivel de pleno empleo antes de subir los tipos. En consecuencia, explica Lien, “este mes pueden añadir el mercado laboral a sus preocupaciones. El crecimiento del empleo no agrícola se ha ralentizado considerablemente y la evolución de los salarios se ha estancado, de modo que el tono de las actas del FOMC de este mes será menos agresivo”.“Y lo que es más importante: ahora no sólo sabemos que la Fed quiere esperar a comprobar la mejora del mercado laboral sino que también hace falta que se observe un cambio en la inflación”, comenta la analista del mercado de las divisas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon