Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los bancos de Italia, en el ojo del huracán, vuelven a desplomarse: Monte Paschi cae un 14%

Bolsamanía Bolsamanía 05/07/2016 Bolsamanía

Los bancos de Italia siguen en el ojo del huracán de la opinión pública financiera y vuelven a desplomarse en la jornada de este lunes, en una jornada bastante tranquila en el resto de plazas europeas. Banca Monte Paschi Siena ha cerrado con fuertes caídas, del 13,99% hasta los 0,329 euros, seguido por Banca Emilia Romagna, que ha bajado un 6,7%. Además, entidades como Banco Popolare o Mediobanca han bajado más del 4% y Unicredit un 3,6%. El MIB 30, principal índice de la bolsa de Milán, ha bajado un 1,74%, hasta 16.012 puntos.

Barry Eichengreen, catedrático de Economía en la universidad de Berkeley, ha señalado este fin de semana en una entrevista con El País que los bancos italianos son "débiles y además la previsión de que el BCE mantendrá bajos los tipos de interés por largo tiempo les debilitará adicionalmente". Este experto ha añadido que "lo primero es hablar claro. La banca italiana atraviesa una crisis completa, como la que experimentó la de EEUU en 2008 y 2009. Y hay que resolverla ya, sin tardanza, con coraje. Este es el debate clave en la Unión Europea, no el de quién será el próximo primer ministro del Reino Unido".

Para Eichengreen, "el dilema es si la UE permitirá a Matteo Renzi (presidente de Italia) usar dinero público para recapitalizar bancos. O si no podrá hacerlo, lo que agravaría la crisis y amenazaría a la propia unión monetaria". Según este experto, "si Italia no puede echar mano de sus reservas, o no tiene bastantes, tendrá que pedir el rescate de su banca.

DEUTSCHE BANK TAMBIÉN ES UNA DE LAS ENTIDADES MÁS DÉBILES EN EUROPA

Los puristas sostienen que ahora solo pueden hacerse 'bail ins', operaciones de salvamento con la escala aprobada de acreedores perjudicados. A los pragmáticos eso nos gusta de cara al futuro, una vez el sistema financiero sea más sólido, pero tememos que no sea suficiente hoy y que se requiera un 'bail out' (rescate con dinero público) porque de lo contrario esa crisis se contagiaría a la banca portuguesa. Y al Deutsche Bank, que está increíblemente infracapitalizado".

Sobre Deutsche Bank, Eichengreen ha dicho que el Brexit le afecta "particularmente. Antes del Brexit ya suscitaba preocupación. Ahora tendrá costes adicionales, como el de relocalizar operativas antes centralizadas en la City y mantener a los clientes acostumbrados a realizar sus operaciones allí. La salida del Reino Unido supone un 'shock' directo e indirecto para varias entidades".

Según ha publicado Financial Times este fin de semana, Italia quiere seguir adelante con su plan para inyectar dinero público en sus bancos con problemas, pese a que la Unión Europea y Alemania se han opuesto frontalmente a que reciban ayudas públicas sin que los bonistas y accionistas asuman primero las pérdidas que les correspondan. Sin embargo, desde el Ejecutivo italiano, se ha negado que Roma quiera desafiar a la UE, ya que apuesta por cumplir las normas comunitarias.

A MOODY'S NO LE CONVENCE EL PLAN DE GARANTÍAS DE LA BANCA ITALIANA

© Proporcionado por Bolsamanía

El plan de apoyo a la liquidez de los bancos italianos autorizado al Gobierno que encabeza Matteo Renzi por la Comisión Europea y que ofrece hasta 150.000 millones de euros a las entidades en forma de garantías "no aborda" los problemas de solvencia relacionados con el elevado peso de los activos en riesgo de mora, según ha advertido la agencia Moody's.

"El paquete de liquidez no aborda las cuestiones fundamentales de solvencia resultantes de los préstamos problemáticos de la banca italiana", apunta la agencia, que considera que la morosidad de los bancos del país transalpino continúa siendo muy alta, a pesar de haberse estabilizado recientemente. El pasado viernes, Bruselas autorizó un esquema de garantías públicas para la banca italiana que "cubre medidas de apoyo a la liquidez" como "medida de precaución" y estará en vigor "hasta finales de año".

En el marco de este plan, Italia pretende inyectar 40.000 millones de euros a algunas entidades del país, una medida que sería positiva para la solvencia, aunque se enfrenta a considerables obstáculos al poder entrar en conflicto con una potencial recapitalización pública de la banca.

"Esto confirma nuestra opinión de que, a pesar de la clara señal del Gobierno italiano de que desea apoyar a sus bancos, los gobiernos de la UE afrontan considerables limitaciones a la hora de proporcionar capital público a la banca sin activar primero un 'bail in' (rescate privado) por parte de los acreedores", añade Moody's.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon