Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los bancos estudian apilar grandes cantidades de efectivo para luchar contra los tipos negativos

Bolsamanía Bolsamanía 16/08/2016 Bolsamanía

Los bancos europeos estudian apilar grandes cantidades de efectivo para luchar contra los tipos de interés negativos establecidos por el Banco Central Europeo y que afectan a su rentabilidad, según informa Financial Times (FT).

FT señala que la idea puede parecer anticuada, propia de una película antigua, pero la realidad es que algunos bancos y aseguradoras están considerando la idea de apilar dinero en efectivo en grandes cámaras acorazadas, con el objetivo de no tener que pagar al BCE por su exceso de reservas.

El hecho de que los bancos y aseguradoras realicen estas prácticas podría ser un obstáculo para que las medidas en materia de política monetaria del BCE se trasladen a la economía real e impulsen el crecimiento económico.

LAS MEDIDAS DEL BCE PUEDEN PERDER EFECTIVIDAD

Según FT, la política de tipos de interés negativos establecida por el BCE desde 2014 ha costado a los bancos europeos unos 2.600 millones de euros. Por ejemplo, la aseguradora alemana Munich Re ya ha puesto en práctica medidas para almacenar grandes cantidades de efectivo con un coste manejable. Algunos bancos alemanes, como Commerzbank, también consideran medidas de este tipo.

© Proporcionado por Bolsamanía

Si más bancos y aseguradorassiguen esta práctica, las repercusiones serían importantes, porque no pagarían al BCE por su exceso de reservas y harían inútil la medida del banco central, ya que el crédito no aumentaría. En cualquier caso, almacenar dinero en efectivo también tiene sus costes, ya que los bancos deberían asegurar esas sumas de dinero.

La semana pasada, la pequeña caja de ahorros alemana Raiffeisen, de la pequeña localidad de Gmund am Tegernsee, con una población menor a 6.000 habitantes, comunicó a sus clientes que cobrará un 0,4% a quienes tengan cuentas superiores a 100.000 euros. Raiffeisen cobrará este porcentaje para trasladar a sus clientes los tipos de interés negativos establecidos por el Banco Central Europeo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon