Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los bancos se enfrentan a un nuevo riesgo para su solvencia: los fondos de inversión

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 06/05/2016 Bolsamanía

Los bancos a nivel mundial podrían tener que aumentar su capital libre de riesgos, debido a que las autoridades se plantean contabilizar los negocios de fondos de inversión y banca privada en sus exámenes, lo que obligaría a mayores provisiones a las entidades financieras para asegurarse el aprobado, según información de Expansión en torno al Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

Así, la máxima autoridad regulatoria mundial estudia la posibilidad de incluir el negocio de la gestión de activos y patrimonios, principalmente fondos de inversión y banca privada, en sus análisis de los balances de los bancos, ya que considera que las entidades financieras podrían acudir al rescate de estas divisiones o filiales, según el caso, en momentos en que lo necesiten, con lo que suponen también un riesgo si son los máximos propietarios aunque no cuenten en balance.

Hay que tener en cuenta que estos segmentos han supuesto un balón de oxígeno para el sector financiero, ya que con el escenario de tipos de interés bajos del Banco Central Europeo (BCE) y otras autoridades monetarias, y la presión sobre sus márgenes, los fondos y la banca privada han registrado ritmos récord de captación de clientes y dinero, en especial hasta el reciente periodo de volatilidad e incertidumbre en los mercados.

Según Expansión, Basilea considera que hay un peligro real que se debe reflejar en los requerimientos de capital de cada banco. Así lo ha formulado en una consulta pública cerrada a finales de marzo y que se está completando actualmente con un estudio del impacto económico que tendría la medida, con lo que las novedades llegarán en la segunda mitad del año, informa el diario económico de Unidad Editorial.

En un informe sobre esta propuesta, la agencia de rating Moody's asegura que "la cobertura de este riesgo puede suponer un incremento sustancial en los cargos de capital de los bancos con importante presencia en el negocio de la gestión de activos", recoge Expansión, y el requerimiento extra al que se enfrenta la industria bancaria podría ser el equivalente al 1% del patrimonio gestionado en fondos o en banca privada.

Las diez gestoras españolas con más patrimonio gestionado en fondos pertenecen a bancos. A la cabeza está CaixaBank con 37.574 millones de euros a finales de marzo, según las estadísticas de la patronal, Inverco. En segundo y tercer puesto están Santander y BBVA, con 33.704 millones y 30.207 millones respectivamente. El top ten lo completan las gestoras de Sabadell, KutxaBank, Bankia, Allianz Popular, Ibercaja, Bankinter y Unicaja.

NUEVO FRENTE ABIERTO

La necesidad de asegurar más capital sin riesgos ante los test de estrés de Basilea podría ser un nuevo frente de preocupación abierto para la banca española. El índice sectorial de bancos europeos (Euro Stoxx Banks) sube en torno a un 0,4% este viernes, aunque pierde más de un 6% en las últimas cinco sesiones.

Otro de los riesgos es el de las cláusulas suelo, ya que el Tribunal de Justicia Europeo (TJE) podría decidir que la nulidad de las cláusulas suelo debe realizarse con retroactividad, después de que en abril un juzgado de Madrid eliminara esta característica de muchas hipotecas concedidas en España.

""Una decisión del Tribunal de Justicia que fije retroactividad es una posibilidad plena a nuestro juicio, lo que implica que los bancos tendrían que hacer reembolsos a los clientes sobre el periodo comprendido aproximadamente entre noviembre de 2009 y mayo de 2013", aseguran en JP Morgan, que advierten de que podría haber un impacto a la baja en los beneficios de entre un 1,4% y un 18% para BBVA, Bankia, Sabadell, CaixaBank y Popular, siendo estas dos últimas entidades las más afectadas.

Los analistas de la entidad están pendientes así de la decisión del TJE, que está prevista para el 12 de julio de este año, y recuerda que el regulador español (Banco de España) está examinando la transparencia de la banca a la hora de otorgar hipotecas, aunque ha reconocido que no tiene competencias como para dictaminar si las cláusulas suelo son o no aceptables y desde cuándo.

FUERTE DESCENSO DEL BENEFICIO

El sector financiero vive un momento delicado. El entorno está marcado por la debilidad de la demanda de crédito, los bajos tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) y otras autoridades monetarias que presionan los márgenes de la industria financiera, y la joven competencia de las empresas fintech, que han provocado una aceleración de las transformaciones digitales de los bancos.

Así, todos estos factores han influido en el resultado de los bancos españoles, presentado el pasado mes de abril. Las siete entidades financieras que cotizan en el Ibex 35 han visto cómo su beneficio merma de un año a otro un 12%. En concreto, Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankia, Bankinter y Popular generaron en conjunto un beneficio neto de 3.303 millones de euros entre enero y marzo, 400 millones menos que la cifra de 3.709 millones del primer trimestre del ejercicio anterior (ver cuadro).

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon