Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los beneficios de las empresas superan los niveles precrisis... los salarios no

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 02/05/2017 Óscar Giménez
© Proporcionado por Bolsamanía

La economía española se ha quedado en el primer trimestre a las puertas de los niveles de PIB (producto interior bruto) de 2008. Una recuperación de la capacidad de producción que ha sido desigual entre los trabajadores y las empresas.

Así lo muestran los últimos datos desagregados de PIB publicados por el INE -los del cuarto trimestre de 2016, a falta de que publique los del primer trimestre-. El cálculo de esta variable, que agrega todo lo producido en una economía durante un periodo determinado, se puede realizar por tres vías. Una de ellas está compuesta principalmente por la suma de la remuneración del factor trabajo y de las ganancias, descontando lo anterior, de las empresas (a lo que se suman las rentas mixtas, de autónomos, inmobiliarias, etc).

En este estimación del PIB se observa una evolución totalmente divergente entre ambas variables, que ha provocado un aumento del peso del beneficio del sector privado frente a los salarios. El componente de remuneración de los asalariados se situó en 2008, último año antes de la recesión, en los 559.777 millones de euros. Por su parte, en aquel ejercicio el excedente bruto de explotación (principalmente beneficios empresariales, aunque se computan también otras rentas), que agrupa el beneficio empresarial, alcanzó los 465.182 millones de euros.

El PIB de 2016 se quedó muy cerca del nivel precrisis. Sin embargo, la foto fija de sus componentes es muy diferente. La variable de remuneración de los asalariados ha caído un 6% hasta los 526.098 millones de euros. Al mismo tiempo, la de excedente bruto de explotación ha aumentado un 1,7% hasta los 465.182 millones de euros.

Estas variaciones son las que están poniendo en la mesa de la negociación colectiva los sindicatos, así como la inflación media esperada para este año por encima del 2%. Este lunes, en las movilizaciones habituales del Día del Trabajador, tanto CC.OO. como UGT han coincidido en anticipar un “calvario” para las empresas si no hay una subida salarial. Como contrapeso, un aumento de los costes empresariales podría lastrar la competitividad del sector exportador, que está en niveles récord.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon