Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los brokers alertan de que la reforma de la Bolsa española aumentará las compras fallidas

Bolsamanía Bolsamanía 28/04/2016 Bolsamanía

Después de casi una década de debates y retrasos en la puesta en marcha, la reforma del sistema de compensación, liquidación y registro de valores de la Bolsa española ha arrancado.

El objetivo es hacer compatibles los procesos con el resto de Europa y Estados Unidos y seha probado durante semanas para comprobar su correcto funcionamiento. Entidades financieras y supervisores han realizando pruebas para que nada fallase a partir del pasado miércoles 27 de abril, fecha de puesta en marcha.

Hay cambios, por ejemplo, en la ampliación de los plazos de ejecución para la compraventa de acciones. Además, para cobrar dividendos, hace comprar las acciones al menos cuatro días antes de que vayan a ser distribuidos.

No obstante, los encargados de realizar los cambios comentan que los usuarios de bolsa no van a notar nada significativo en la operativa, ya que se trata de cambios normativos para la integración del mercado español en el sistema Target2-Securities, la plataforma paneuropea de contratación. La intención última es crear una plataforma europea de liquidación de valores, que comenzará a funcionar en 2017 si no hay retrasos.

Los intermediarios están informando de las eventuales repercursiones, entre las que explican que el nuevo sistema supone “la eliminación del principio de aseguramiento”. Hasta este miércoles, los intermediarios tenían que aportar una fianza para garantizar que las operaciones pendientes de liquidar llegaran a buen puerto. A partir de ahora no será el propio mercado el que asegure la entrega de los títulos, sino una cámara de contrapartida central, detallan desde Cinco Días.

EL SISTEMA PODRÍA AUMENTAR LAS COMPRAS FALLIDAS

© Proporcionado por Bolsamanía

El gran cambio está en que la firmeza de una operación no se producirá hasta el momento de la liquidación y no en la compraventa como se hacía hasta ahora. Hasta este miércoles, por ejemplo, un inversor que adquiriera acciones de Telefónica a través de un intermediario español las tenía, sí o sí, disponibles en el mismo momento de la transacción, aunque el vendedor aún no hubiera entregado los títulos.

Por tanto, las operaciones que se realicen desde este miércoles y se liquiden el lunes 2 de mayo ya no se ejecutarán si el vendedor no ha entregado los títulos. Por ello y para prevenir errores, BME ha creado un sistema obligatorio de préstamo de títulos. Así, en lugar de esperar a que le entreguen las acciones, se fuerza al vendedor a que tome los títulos prestados y así se entreguen de forma ortodoxa.

En todo caso, las entidades informan de que existe “el riesgo de fallido en la entrega de valores, circunstancia que puede producirse con carácter excepcional, de modo que el comprador puede no recibir los valores en tiempo y forma, hasta el extremo que una operación de compra concluya con una recepción en efectivo en lugar de valores”. Los brókeres están enviando las cartas a sus clientes para cubrirse legalmente, informan desde Cinco Días.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon