Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los cinco alimentos que nunca debería comer un bebé

Bolsamanía Bolsamanía 09/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La alimentación constituye un elemento esencial para mantener una buena salud y evitar enfermedades, y un aspecto a tener especialmente en cuenta en el caso de los niños, ya que representa un factor fundamental para su crecimiento. Por este motivo, se debe tener cuidado con los alimentos que empiezan a tomar tras cumplir los primeros meses y vigilar las dosis de algunos que pueden ser especialmente perjudiciales para su desarrollo.

Según cuenta Infobae, existen una serie de alimentos que los padres deben mantener alejados de sus bebés para evitar problemas inesperados de salud durante los primeros meses, que recogemos a continuación:

- Bebidas gaseosas: Muchos niños comienzan a tomar bebidas azucaradas a los siete meses de edad, según datos de la Asociación Dietética Estadounidense que recoge Infobae, lo que puede ocasionar problemas como irritabilidad y obesidad, ya que contienen elementos dañinos incluso para un adulto, como la cafeína.

- Sal: En el caso de niños menores de 7 años, la Organización Mundial de la Salud asegura que las cantidades de sal no deben superar los 3 gramos diarios, mientras que en aquellos bebés que aún no han cumplido el año, la recomendación de los especialistas es suprimirla totalmente.

- Galletas saladas: A pesar de ser un alimento muy recurrente para los niños de corta edad, estos snacks provocan que se elimine el apetito para otras comidas. Además, según cuenta Infobae, los bebés desarrollan más rápidamente el gusto por alimentos dulces y salados, por lo que se deben evitar hasta que hayan aceptado carnes y verduras.

- Alimentos procesados: Los abundantes procesos de elaboración por los que pasan estos alimentos provocan la pérdida de todos sus nutrientes y la aparición de condimentos poco saludables, por lo que su introducción en la dieta de los bebés no resulta recomendable.

- Miel: En contra de lo que muchos puedan pensar, no se debe dar miel a un niño que no haya cumplido el año de edad, ya que puede contener esporas de clostridium botulinum, una bacteria que provoca botulismo y que no puede ser combatida por el intestino del bebé.

MÁS EN MSN:

Diez alimentos que te pueden provocar la muerte

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon