Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los cinco gráficos que explican la situación económica mundial

Bolsamanía Bolsamanía 14/02/2016 Óscar Giménez

Las previsiones de crecimiento ya no son tan sólidas como años atrás. El miedo a un frenazo cada vez es mayor, con algunos indicadores como el petróleo, la ausencia de inflación o el desplome de las bolsas que alimentan estos temores, sin que la política de tipos bajos de los bancos centrales haya conseguido disiparlos.

¿Qué está pasando en la economía mundial? A esta pregunta tratamos de responder en cinco puntos, con sus respectivos gráficos.

¿Qué está pasando en la economía mundial? A esta pregunta tratamos de responder en cinco puntos, con sus respectivos gráficos.

1. EL CRECIMIENTO DEL PIB SE FRENA

Los mercados parecen atemorizados ante un posible frenazo de la economía en este inicio de año dramático para las bolsas. Los inversores se han lanzado a vender acciones a la par que los datos macro de China y de Estados Unidos apuntaban a una desaceleración, e incluso algunos analistas han llegado a hablar de la posibilidad de que la mayor economía del mundo, la estadounidense, vuelva a la recesión. ¿Es esto posible?

El gráfico con la evolución del PIB (datos y previsiones para 2016 del Fondo Monetario Internacional -FMI-) durante los últimos años muestra claramente que hay una tendencia de desaceleración y estancamiento de la expansión de las principales economías del planeta. Una dinámica de la que no se libra España tras aumentar el ritmo de crecimiento en los dos últimos años.

Pero, ¿y si se estuviese infravalorando la salud de la economía? Al fin y al cabo, la Casa Blanca ha pronosticado esta semana un aumento del PIB del 2,6% este año. Si se cumple la previsión, se tratará del mayor crecimiento en los últimos diez años, y la tasa de paro se reduciría hasta el 4,7%.

Sin embargo, la previsión pasó sin pena gloria para los inversores, atentos en dos comparecencias de Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal (Fed) ante el Congreso de Estados Unidos, quien reconoció esta semana que las turbulencias financieras y la desaceleración de China dejan “un panorama incierto” para las previsiones económicas, aunque apuesta por un crecimiento sólido del PIB estadounidense. “El tibio mensaje de Yellen ha decepcionado”, opinan los analistas de Bankinter.

Evolución del crecimiento del PIB. Fuente: FMI (los datos de 2016 son previsiones)

© Proporcionado por Bolsamanía

2. HUNDIMIENTO DEL PETRÓLEO

El petróleo sigue inmerso en una montaña rusa de continuos vaivenes, como demuestra el hecho de que este viernes se disparó hasta un 12%, en el caso del West Texas, barril de referencia en Estados Unidos, pero terminó la semana con pérdidas superiores al 5%. El Brent, por su parte, subió un 10% y retrocedió en el acumulado semanal un 3%.

La mayor subida porcentual diaria desde 2009 se produce ante las renovadas expectativas de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pueda acortar la producción, ya que lo que ha hundido la cotización del crudo desde más de 100 dólares en 2014 hasta los 30 dólares actuales ha sido el exceso de oferta.

Sin embargo, muchos analistas también temen que los descensos se deban a una debilidad de la demanda, como consecuencia de una ralentización del ciclo expansivo de la economía global. “La velocidad y el alcance de la crisis ha añadido incertidumbre sobre la economía global”, advierten los analistas de Capital Economics.

En cualquier caso, el petróleo ha abierto un debate entre economistas y analistas sobre si su desplome es positivo o negativo para las economías y para las bolsas.

Evolución del barril Brent, referencia en Europa

© Proporcionado por Bolsamanía

3. AUSENCIA DE INFLACIÓN

Los dos anteriores puntos contribuyen a que se hayan asentado los temores a que la economía entre en deflación. El gráfico muestra como el IPC anual ha caído en el último año en las principales economías del planeta y también en España.

“Estamos evaluando la actual inflación. Estamos viendo que existen crecientes riesgos de que nos movamos a territorio negativo”, aseguraba este mes Yves Mersch, miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE). Por su parte, la Reserva Federal (Fed) reconoció en su reunión de enero que la inflación está lejos del objetivo del 2% debido a lo que considera “efectos transitorios por la evolución de los precios del sector energético”, algo que reiteró Yellen en sus discursos en el Congreso.

Evolución del IPC anual. Fuente: Eurostat

© Proporcionado por Bolsamanía

4. EVOLUCIÓN DE LOS TIPOS DE INTERÉS

La mayoría de bancos centrales tiene como objetivo prioritario el control de la inflación. Además, la Fed también persigue el pleno empleo.

Ante la ausencia de un crecimiento de los precios, las autoridades monetarias se han lanzado a reducir los tipos, hasta el -0,1% en el caso de Japón, mientras que el BCE los mantiene en el 0,05%. Sólo la Fed ha salido de esta tónica al elevar la tasa de fondos federales (tipos de referencia en EEUU) en 25 puntos básicos durante el mes de diciembre, desde el mínimo histórico entre cero y 0,25%. “Esta acción acaba con un periodo extraordinario de siete años durante el cuál la tasa de fondos federales ha estado cerca de cero para apoyar la recuperación después de la peor crisis financiera y recesión desde la Gran Depresión", dijo el 16 de diciembre Yellen.

Gráfico de la evolución de tipos de los principales bancos centrales

© Proporcionado por Bolsamanía

*La Fed tenía hasta diciembre los tipos en el rango entre cero y 0,25%, desde entonces entre el 0,25% y el 0,5%

5. DESPLOME DEL MERCADO

La renta variable ha comenzado 2016 con fuertes descensos, que alcanzan el 17% en el caso del Ibex 35 español. La posibilidad de una profunda desaceleración económica, las dudas con el sector bancario y la incertidumbre política en países como el nuestro han presionado a la baja a los índices, como se ve en la parte final de los gráficos (en el primero, el S&P 500, en el segundo el Euro Stoxx y el Ibex). Aunque sí se analiza en el largo plazo, la corrección actual tras el rally previo no parece ser muy dramática, pese a que el selectivo de la Bolsa de Madrid ha borrado en apenas mes y medio 100.000 millones de euros de su valor.

Gráfico del S&P 500

© Proporcionado por Bolsamanía

Gráfico del Ibex 35 y del Euro Stoxx

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon