Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los datos de empleo de EEUU golpean los planes de Yellen en la Fed

Bolsamanía Bolsamanía 06/06/2016 Bolsamanía

La Reserva Federal (Fed) ha dado muestras en las últimas semanas de tener prisa por apretar el gatillo, como se conoce en Estados Unidos a subir los tipos. Los datos de inflación y del mercado laboral ofrecían mejorías moderadas que querían aprovechar los funcionarios del banco central estadounidense, hasta que han conocido los datos del último Informe de Empleo, que se ha quedado muy por debajo de las previsiones más pesimistas.

En concreto, durante el pasado mes de mayo la economía creó tan sólo 38.000 empleos (la cifra más baja desde septiembre de 2010). El consenso de mercado esperaba un dato de 164.000 puestos de trabajo. Pese a ello, la tasa de paro ha bajado hasta el 4,7% desde el 5%, por debajo del 4,9% esperado, mínimos de nueve años. Sin embargo, esta caída se debe a que 664.000 personas han dejado de formar parte de la fuerza laboral, algo que no es positivo para la economía.

© Proporcionado por Bolsamanía

Además, el dato de empleo de abril se ha recortado hasta 123.000 desde 160.000, el salario medio por hora trabajada ha subido un 0,2%, hasta 25,59 dólares y la tasa de participación en el mercado laboral ha bajado hasta el 62,6% desde el anterior 62,8%.

Es necesario destacar que la huelga de Verizon ha restado unos 35.000 empleos a los datos laborales de mayo en EEUU, según confirmó hace unos días el Departamento de Trabajo. En cualquier caso, el dato de creación de empleo es mucho peor de lo esperado por los analistas más pesimistas.

¿QUÉ DICE LA FED?

"No podemos dar por sentada la fuerza de nuestra recuperación", aseguró el viernes, después de conocerse los datos, Lael Brainard, gobernadora de la Fed. "En este ambiente, una gestión de riesgos prudente implica que es beneficioso esperar más datos que proporcione confianza en que la actividad interna se ha recuperado con fuerza y seguridad en que los eventos internacionales a corto plazo no descarrilarán el avance hacia nuestras metas", añadió en un discurso en el Consejo de Relaciones Exteriores que recoge The Wall Street Journal.

Hay que tener en cuenta que en las actas de la última reunión de la Fed se veía cómo los funcionarios hablaban de una próxima subida de tipos, algo que dejó también entrever Yellen en una conferencia reciente en la Universidad de Harvard. El mercado daba por hecho que en alguna de las próximas reuniones habría subida de tipos, que permanecen anclados en el rango entre 0,25% y 0,5% desde diciembre, cuando se subieron 25 puntos básicos por primera vez en nueve años. De hecho, había aumentado la probabilidad otorgada por el mercado para el encuentro de los días 14 y 15 de junio, según el indicador FedWatch de CME, que ahora ha caído hasta el 4%.

"Es un dato aleccionador, y sugiere que el mercado labora se ha desacelerado", insistió Brainard, mientras que un día después, desde Estocolmo la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, indicó que se trata de una estadística "decepcionante, aunque añadió, según informa The Wall Street Journal: "No ha cambiado fundamentalmente mi punto de vista de la situación económica. Vamos a evaluar los datos a medida que lleguen".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon