Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los diez alimentos que aceleran el envejecimiento y que consumimos habitualmente

Bolsamanía Bolsamanía 23/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El envejecimiento prematuro es uno de los grandes problemas al que se enfrentan las sociedades modernas del siglo XXI. Por ello, es fundamental que controlemos nuestra alimentación y evitemos aquellos alimentos que reducen la formación de colágeno vital para la piel.Según ha informado Lifestyle y remitiéndose a informaciones otorgadas por la Sociedad Española de Ciencias de la Alimentación, uno de los factores fundamentales para conocer la velocidad a la que avanza el envejecimiento prematuro es la comida que ingerimos.Los alimentos que debes evitar si quieres mantenerte joven y evitar ese envejecimiento prematuro de los tejidos son los siguientes:EL AZÚCAR, LA SAL Y EL CAFÉ: CUIDADO CON EL EXCESO1.- AzúcarLos alimentos ricos en azúcar debilitan el sistema inmune y los procesos inflamatorios en los tejidos, lo que provoca problemas en la dermis y la odiada celulitis. Además, este tipo de comida puede generar obesidad, un mal muy común en nuestra sociedad actual.Varios estudios relacionan un consumo de lácteos con la aparición del cáncer 2.- SodioAunque según aporta el medio, es un mineral importante para nuestra vida, su consumo excesivo mediante comida con mucha sal, envejece y mata las células y los tejidos. Así, también causa retención de líquidos y afecta a la elastina que necesita nuestra piel. Alimentos con sodio son por ejemplo el marisco y algunos pescados también tienen cantidades moderadas.3.- CaféAunque el café puede ser nuestro aliado por las mañanas por su alto contenido en cafeína, algunas investigaciones han constatado que consumir más de cuatro tazas de café diarias aumenta los niveles de estrés, mediante la hormona cortisol, y acelera la deshidratación y el envejecimiento.CUIDADO CON EL EMBUTIDO Y LAS PATATAS FRITAS4.- Grasas hidrogenadasEste tipo de grasa la encontramos en los postres o la margarina y promueve la oxidación y formación de radicales libres, que afecta principalmente a las arterias y la circulación. Estos efectos pueden provocar ataques cardíacos.El producto se emplea habitualmente en la elaboración de los productos salados, los precocinados o las galletas. La mejor manera de evitar consumirlas en exceso es cocinar nuestra propia comida con alimentos frescos y olvidarnos lo empaquetado.5.- OlestraSi comes muchas patatas fritas, esta grasa sintética es tu problema. El compuesto daña el sistema inmunológico, las células de la piel y causa problemas digestivos.6.- EmbutidosNuestros amados embutidos, famosos de nuestra tierra, pueden ser dañinos para nuestro cuerpo si se consumen en exceso. Estos alimentos fomentan la oxidación y la aparición del cáncer y daña los tejidos.REFRESCOS Y BOLLERÍA: TUS GRANDES ENEMIGOS7.- RefrescosSu consumo habitual provoca la acumulación de grasa, la aparición de celulitis y ayuda a retener líquidos. Esto es debido a que contienen grandes cantidades de azúcares, cafeína y ácido fosfórico.8.- Grasas saturadasLas grasas saturadas las encontramos de forma elevada en las carnes de cerdo o las de ave, las cuales promueven la inflamación de tejido y un excesivo aumento de grasa corporal, fundamentalmente en al abdomen.Aunque la restricción de determinados alimentos de manera definitiva de la dieta nunca es buena, fundamentalmente por la ansiedad que le crea a la persona, lo cierto es que los expertos recomiendan consumir estos alimentos de manera muy esporádica. 9.- HarinasFomentan el proceso de inflamación y también la aparición de radicales libres, por lo que se daña el metabolismo y la resistencia de los tejidos.10.- LácteosMuchos estudios los relacionan con la formación de radicales libres y la formación de cáncer. Además, fomenta la aparición de glándulas seborréicas y el odiado acné.Es importante no relacionar la palabra 'lácteo' con leche de vaca, aunque sí que es cierto que la mayoría de los quesos o los yogures proceden de este animal. Sin embargo también existen muchos productos realizados con la leche de cabra o de oveja y, en algunos países, también de búfala o yegua. Además, es importante destacar que actualmente, la mayoría de los alimentos funcionales se elaboran con productos lácteos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon