Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los diputados del Congreso: dos meses cobrando sin Plenos ni trabajo legislativo

Bolsamanía Bolsamanía 19/02/2016 Bolsamanía

El Congreso de los Diputados se encuentra funcionando a 'medio gas' y así seguirá hasta que se celebre el debate de investidura de Pedro Sánchez, que arrancará el próximo 2 de marzo. Mientras tanto, los parlamentarios están cobrando de las Cortes pese a que su trabajo es limitado, y es que no hay ni Plenos ni trabajo legislativo que realizar. En el hemiciclo se está cerrando el reparto de cargos entre los diputados sin saber qué tareas podrán afrontar.

La actividad se reduce a ruedas de prensa y comparecencias en comisiones de expertos, aunque pese a ello los diputados están cobrando un sueldo que a nadie le pasa por alto y que los grupos buscan cómo justificar. Sobre todo ante la situación que se plantearía si Pedro Sánchez no logra salir elegido como nuevo presidente del Gobierno, una posibilidad que está tomando fuerza estos últimos días ante el complicado juego de votos que tendría que producirse para que lograse la investidura.

Y es que si el líder del PSOE no consigue su objetivo, se abrirá un plazo de dos meses en los que el propio Sánchez y el resto de candidatos puede intentar buscar apoyos para presentarse a la investidura, previo ofrecimiento del Rey, aunque no queda claro que ninguno pudiese lograrlo dada la fragmentación que existe en el Congreso y la postura que han adoptado los partidos hasta ahora.

Si en esos dos meses no hay un nuevo candidato que logre la confianza del Parlamento, automáticamente se disolverán las Cortes y se convocarán nuevas elecciones, aunque no inmediatamente. Esto ocurriría el 3 de mayo, y la ley da otros 54 días para fijar la nueva cita en las urnas, que se llevaría a cabo el 26 de junio. En total, desde que los diputados y senadores fueron elegidos el pasado 20D hasta ese momento habrán pasado seis meses en los que habrán estado cobrando un sueldo por un trabajo más 'presencial' que real, ya que apenas habrán podido estrenarse en el cargo.

¿QUÉ CANTIDADES COBRARÁN?

Según recoge El Confidencial, los parlamentarios tienen garantizados sus ingresos, asignación constitucional más indemnización entre la elección y la disolución de las Cámaras. Además, los miembros de la Diputación Permanente mantienen íntegro su salario hasta que dan el relevo a los miembros de las Cortes entrantes.

No obstante, en esta XI Legislatura que aún no se ha podido arrancar de verdad hay una novedad: y es que la práctica totalidad de los parlamentarios que terminaran mandato en la primera semana de abril pedirían la compensación estipulada (dos mensualidades) para cada final de legislatura con destino a los diputados y senadores que aspiran a repetir.

Y pese a que las Cortes no están trabajando como deberían ante el 'impasse' que existe hasta que se celebre la sesión de investidura, la Mesa del Congreso sí que ha iniciado la constitución de las comisiones parlamentarias como si hubiese materia sobre la que legislar o un Gobierno al que 'controlar'.

En la mencionada constitución se ha nombrado ya a los presidentes, vicepresidentes y secretarios de cada una, además de a los portavoces y adjuntos correspondientes de cada grupo parlamentario. Todos ellos, sólo por pertenecer a una comisión, sobrarán un complemento salarial bruto al mes que oscila entre los 1.431 euros de los cargos principales, los 1.046 de los secundarios y 697 de los adjuntos.

© Proporcionado por Bolsamanía

LO QUE PROPONEN PARA JUSTIFICAR EL SUELDO...

Ante esta situación, y con el objetivo de dar trabajo a las distintas comisiones, algunos grupos como el PSOE han propuesto una serie de ideas con las que 'justificar' los sueldos. En concreto, proponen un 'desfile' de expertos o responsables de distintos sectores sociales en las comisiones para debatir algunas de las derogaciones que defienden, como la de la reforma laboral.

Y para el Pleno los socialistas han planteado debates teóricos o declarativos, dado que no hay Gobierno que pueda proponer nada y los grupos parlamentarios tampoco pueden 'instar' a hacer nada. Según fuentes parlamentarias citadas por El Confidencial, los partidos tendrán que ponerse de acuerdo para fijar un mínimo de actividad parlamentaria seria, no sólo ruedas de prensa, que justifique los sueldos durante los próximos meses.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon