Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los estibadores piden prejubilaciones voluntarias con un mínimo de 2.122 euros al mes

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 22/03/2017 Bolsamanía

Los estibadores solicitan que el plan de prejubilaciones voluntarias que ofrece el Gobierno para contribuir a alcanzar un acuerdo sobre la reforma del sector permita retirarse con un sueldo mínimo equivalente a tres veces el salario mínimo interprofesional, esto es, unos 2.122 euros al mes.

Así lo plantean los sindicatos del gremio en la contrapropuesta de acuerdo que este martes presentaron al Gobierno, en respuesta a la que el Ejecutivo realizó la pasada semana. En concreto, los sindicatos de estibadores piden que las prejubilaciones se realicen con el 80% de la retribución media recibida por todos los conceptos en los últimos seis meses, un porcentaje por tanto superior al del 70% ofrecido por el Gobierno. Además, solicitan que se garantice un sueldo mínimo de tres veces el salario mínimo interprofesional, que actualmente se sitúa en 707,6 euros al mes, recoge Europa Press.

"Las ayudas (a la prejubilación) consistirán en un subsidio equivalente al 80% del promedio de las percepciones salariales por todos los conceptos correspondiente a los seis meses anteriores a la baja, con un mínimo de tres veces el salario mínimo interprofesional vigente en cada momento", indica textualmente la contrapropuesta de los estibadores.

En su propuesta de acuerdo, el Gobierno incluye un plan de prejubilaciones voluntarias a partir de los 50 años y con el 70% del salario con el fin de contribuir a ajustar las plantillas en los puertos que se registrara excedente de personal. En su contrapropuesta, los estibadores, a pesar de elevar el porcentaje de subsidio, ofrecen a rebajar su sueldo un 1% para, en colaboración también con las empresas, constituir un fondo que contribuya a estas ayudas a la prejubilación del Gobierno.

Esta reducción de salario se suma a la que adicionalmente aseguran estar dispuestos a asumir para mejorar la competitividad en los puertos, que no se recoge expresamente en el documento. De esta forma, en conjunto, el gremio está dispuesto a reducir un 6% su salario, según indicaron el martes al término de la última reunión con empresas y Gobierno.

En cuanto al resto de puntos de la contrapropuesta de los estibadores, recoge su principal reivindicación, la de "disponer con rango de ley" que las empresas de estiba se subrogen a los trabajadores "respetándose la antigüedad y cualquier otro derecho que tengan consolidado".

El colectivo de 6.150 trabajadores que se encarga de cargar y descargar la mercancía de los barcos en los puertos también solicita la "participación" de los sindicatos en "la formación para el acceso a la profesión, en la formación continua del personal portuario, y en la determinación y duración de la misma".

MOVILIDAD FUNCIONAL DE LOS TRABAJADORES

Respecto al compromiso con el aumento de productividad en los puertos, además del descenso del sueldo, proponen "impulsar, entre otros aspectos, la polivalencia y movilidad funcional de los trabajadores y la adaptación de los puestos de trabajo a las nuevas tecnologías".

En su contrapropuesta, suscrita por Coordinadora de Trabajadores del Mar, CCOO y UGT como sindicatos mayoritarios, manifiestan su disposición a reformar el sector para cumplir con la normativa europea. No obstante, indican que ello "no debe afectar a la estabilidad en el empleo de los trabajadores portuarios".

El Gobierno se comprometió en la reunión de este martes a analizar esta contrapuesta de los estibadores, si bien adelantó que presenta cuestiones de "difícil encaje" y que la "subrogación por ley de trabajadores" es "inviable", según indicó el secretario de Estado de Infraestructuras de Fomento, Julio Gómez-Pomar, al término del encuentro.

PRETENSIONES IMPOSIBLES

El ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, considera "imposibles" las condiciones de la contraoferta de los estibadores, pues asegura que la Comisión Europea no permitiría su aplicación, y ha emplazado a patronal y sindicatos a aceptar la propuesta del Gobierno, que tilda de "extraordinariamente generosa y ambiciosa". En declaraciones en el Congreso, el titular deFomento ha comentado que la Comisión Europea ya ha dejado claro que no acepta las condiciones relativas a refrendar por ley el cumplimiento del acuerdo, a los centros portuarios de empleo y a la restricción del acceso a la formación para el empleo, por lo que ve "inexplicable" que los estibadores hayan vuelto a incluirlos en su propuesta.

© Proporcionado por Bolsamanía

En todo caso, ha asegurado que la oferta del Gobierno es "extraordinariamente ambiciosa y generosa" y que "no hay ningún sector que tenga una oferta" como ésa, por lo que ha apelado a la responsabilidad de patronal y sindicatos para firmar un acuerdo este mismo jueves. "El tiempo se agota, es necesario que se den pasos firmes", ha dicho De la Serna, que ha recalcado que llegar a un acuerdo "es una responsabilidad de los dos; de sindicatos y de empresarios".

Asimismo, el ministro ha señalado que considera "inexplicable" que cuestiones que ya se ha dicho que no pueden ser "se vuelvan a plantear" en la negociación pues, ha sentenciado, los sindicatos "ya saben desde hace muchísimos meses que la Comisión tiene una posición muy clara". En este sentido, ha remarcado que ve posible el acuerdo, aunque ha puesto en duda la voluntad de las partes por alcanzarlo. "Creo, sinceramente, que el jueves puede alcanzarse un acuerdo si se quiere. Ahora bien, si no se quiere, lo que no puede es estar el país pendiente de que unos quieran o no llegar a un acuerdo", ha concluido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon