Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los ganadores de la 'muerte' de Popular: el precio de la deuda sénior se dispara

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/06/2017 Óscar Giménez

En el final infeliz de Banco Popular hay un ganador. Los acreedores de deuda sénior. Es decir, bonos que no se convertirán en acciones y cuyas obligaciones asumirá Santander, lo que ha provocado esta mañana un rally de su precio.

En la orden de prelación de un banco quebrado, tras los depósitos y cuentas, y las cédulas hipotecarias, los pagarés y los bonos sénior son los que tienen preferencia a la hora de cobrar. Son títulos que tienen un colateral que garantiza la inversión y, al asumir menos riesgos, los inversores reciben rentabilidades inferiores a otros títulos como los bonos convertibles contingentes (CoCos) o la deuda subordinada.

© Proporcionado por Bolsamanía

No obstante, la ola de ventas de los últimos días de acciones y bonos de Popular también se cebó con las inversiones en deuda sénior. Estos últimos títulos cotizaron este viernes con al 90% -frente al 100% de la emisión-, con una rentabilidad del 6%. En menos de 24 horas, tras conocerse la intervención europea y el traspaso a Santander tras un proceso de subasta, el precio ha pasado al 102% y con un retorno del 1%. Un cambio que implica una revalorización del 13,5% para las inversiones en deuda sénior en menos de un día.

Con la caída del valor en bolsa y la huida de depositantes, los acontecimientos se han precipitado esta semana. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha ejecutado la decisión de la Junta Única de Resolución después de que el Banco Central Europeo (BCE) considerara “inviable” a Banco Popular. A partir de ahí, el proceso de subasta ha finalizado en el traspaso por un euro a Santander.

DEUDA GARANTIZADA

De esta forma, los accionistas pierden todo su dinero. Y también los titulares de CoCos y de otros bonos subordinados, que superan los 2.000 millones de euros. Sin embargo, la deuda sénior está garantizada. “Banco Santander se compromete en el contrato de compraventa a tomar las medidas necesarias para garantizar las actividades, servicios y operaciones de Banco Popular y a proveer la liquidez necesaria para ello”, señala el comunicado del FROB. Entre estas obligaciones está el pago del cupón y del principal cuando corresponda de los bonos sénior.

Así lo ha interpretado el mercado, dando ganancias elevadas a los inversores que hayan incorporado estos instrumentos a su cartera. “Seguramente hayan sido brókeres o institucionales dispuestos a asumir muchos riesgos y, desde luego, les ha salido muy bien”, explica un experto sobre los compradores recientes de estos bonos.

En la bolsa de Madrid la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió antes de la apertura la cotización de todos los instrumentos de Banco Popular: acciones y otros valores en la bolsa, contratos sobre los anteriores, y emisiones de renta fija en la AIAF. “No es previsible que las acciones de Banco Popular vuelvan a cotizar. Con respecto al resto de valores suspendidos, la CNMV levantará la suspensión lo antes posible”, señala el regulador presidido por Sebastían Albella en un comunicado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon