Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Golden State Warriors reconquistan el trono de la NBA con Kevin Durant como MVP

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 13/06/2017 Alberto Sanz

El tercer round en tres años fue para Golden State Warriors. Tras la victoria la pasada temporada de Cleveland Cavaliers, en la bahía de San Francisco había ganas de revancha y, finalmente, se logrando un holgado 4-1 en la serie. Este equipo que lidera Stephen Curry ha contado este año con un arma letal, Kevin Durant. La estrella de la liga que cambió Oklahoma por California para ganar un anillo logró su objetivo junto con el trofeo de mejor jugador de las finales.

El alero lideró con 39 puntos el ataque de los Warriors de Golden State que se impusieron por 129-120 a los Cleveland Cavaliers en el quinto partido de las Finales de la NBA. Pero su coronación de MVP va más allá del último partido. Durant no ha bajado de los 30 puntos en toda la serie y su anotación en los momentos clave del partido le ha valido el trofeo.

© Proporcionado por Bolsamanía

"Ha sido una temporada de ensueño y todo el equipo se merece el premio", señalaba Durant tras la conquista de su ansiado trofeo. "No he podido dormir durante dos días", admitió Durant. "Estaba ansioso, estaba nervioso, sólo quería ponerlo todo ahí. "Hemos luchado, pero lo hemos hecho, somos campeones y estamos celebrando en nuestra casa".

Curry llegó a esta final con ganas de revancha. El base de Golden State señaló la dureza de la derrota que sufrieron el año pasado cuando dejaron escapar una ventaja de 3-1 en las Finales ante los Cavaliers de Cleveland, pero aprendieron de la experiencia y eso fue la que les guió a recuperar el título de campeones.

El 30 de los campeones de la NBA reconoció que la llegada del alero Kevin Durant había sido algo excepcional para el equipo no sólo por la calidad que aportó de inmediato como profesional sino por la gran persona que es y la manera tan única de integrarse con el resto de la plantilla.

LEBRON NO FUE SUFICIENTE

El alero LeBron James, la estrella de los Cavaliers de Cleveland, se mostró triste por la derrota y eliminación de su equipo en las Finales de la NBA al perder el quinto partido (129-120) ante los Golden State Warriors, pero dijo que no había motivo para irse con la cabeza baja.

"No es agradable perder las Finales en cinco partidos, pero lo di todo en cada uno de ellos y por lo tanto no tengo motivo para irme con la cabeza baja", declaró James que logró doble-doble de 41 puntos, 13 rebotes, 8 asistencias, recuperó dos balones y perdió tres. "Nos han eliminado el mejor equipo que habido las tres últimas temporadas en la NBA".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon