Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los inversores con mayor apetito por los fondos de bolsa huyen de la gran banca

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 13/10/2016 Óscar Giménez
© Proporcionado por Bolsamanía

Los grandes bancos dominan la industria de gestión de activos. Tanto en planes de pensiones como en fondos de inversión. Sin embargo, lo que colocan entre sus clientes son principalmente productos garantizados, de renta fija o monetarios. En renta variable, las independientes cada vez tienen más peso y consiguen ganar a la banca.

Los fondos de inversión españoles han captado ya 8.247 millones de euros en el acumulado del año, según las estadísticas de la patronal de gestoras, Inverco. Un dato que contribuye a elevar el patrimonio hasta los 226.154 millones de euros, el nivel más alto desde 2008.

“El patrimonio ha crecido dirigido por los bancos, que han optado por colocar fondos en vez de depósitos porque ya no tienen la exigencia de años atrás de tener que reforzar su capital”, explica Fernando Luque, editor de Morningstar España. Es decir, las entidades financieras buscan rentabilizar su músculo comercial con productos que ofrecen mayores rendimientos para el negocio que los depósitos, en un entorno de tipos al 0%.

El III Observatorio Inverco, un estudio de la asociación a través de encuestas, confirma este dato. El 70,9% de los partícipes dice que suele contratar los fondos en los que invierte a través del gestor de su banco.

Las entidades financieras han colocado principalmente vehículos monetarios, renta fija o garantizados. Así, la categoría de fondos monetarios registra suscripciones netas entre enero y septiembre de 770 millones de euros; la de renta fija a corto plazo 2.199 millones; en renta fija internacional las gestoras captan 2.612 millones; los productos de rentabilidad objetivo otros 4.268 millones; y los garantizados 2.902 millones.

Por el contrario, las categorías idóneas para perfiles más agresivos o con un horizonte temporal de más largo plazo sufren importantes reembolsos en su conjunto: 552 millones en bolsa local y 292 millones en renta variable internacional. Los fondos mixtos también sufren salidas mayores a las entradas, que alcanzan un saldo negativo de 1.985 millones en los productos mixtos defensivos (mayor peso de la renta fija) y 1.505 millones en los agresivos (mayor peso de la renta variable). Incluso en renta fija cuando es largo plazo y por lo tanto aumenta el riesgo, la cifra comercial es de reembolsos netos por valor de 580 millones.

“Al igual que en meses anteriores, las fuentes de incertidumbre presentes en los mercados han condicionado el comportamiento de los partícipes, que han preferido dirigir sus inversiones hacia categorías de menor riesgo, como la renta fija y los fondos garantizados”, explican en Inverco.

LAS INDEPENDIENTES SE HACEN UN HUECO

La explicación anterior es incompleta al analizar las cifras cruzadas entre gestoras y categorías. El descenso global se produce por las estadísticas que arrojan las gestoras de los grandes bancos. No en vano, CaixaBank AM, Santander AM, BBVA AM, Bansabadell Inversión y Bankia Fondos acaparan más del 50% de la captación neta acumulada en 2016.

Pero estos mismos bancos sufren salidas significativas de dinero en los activos de mayor riesgo. De hecho, las tres firmas con más patrimonio son a su vez las que sufren salidas de dinero más significativas en el agregado de los activos de mayor riesgo (bolsa local, acciones internacionales y renta variable mixta -mixtos agresivos-): BBVA AM con 860 millones; Santander AM con 825 millones; y CaixaBank con 813 millones. En este último caso, la gestora prácticamente compensa la salida de dinero con las entradas en monetarios (734 millones). En total, capta 2.036 millones y consolida su liderazgo en patrimonio con 41.037 millones.

Si se da la vuelta al ranking, los resultados son muy diferentes. La mayoría de gestoras independientes consiguen ganar a los bancos en renta variable, salvo las excepciones de las ya clásicas Mutuactivos y Bestinver, con reembolsos netos de 326 y 174 millones respectivamente entre enero y septiembre.

La clasificación está liderada por azValor, que consigue atraer 722 millones. No obstante, en la industria se daba por hecho que Francisco García Paramés recalaría en esta entidad tras dos años sin trabajar. Los datos de octubre servirán para corroborar si la firma comandada por otros ex de Bestinver como Fernando Bernad, Beltrán Parages y Álvaro Guzmán de Lázaro, consigue mantener su crecimiento.

La segunda gestora en captación en renta variable, muy lejos ya de azValor, es de un banco pero de una dimensión mucho menor. Ibercaja Gestión suma suscripciones netas en los nueve primeros meses del año por valor de 97 millones de euros. Por delante de Aviva Gestión, con 70 millones. Mapfre Inversión Dos y KutxaBank, por su parte, atraen 63 millones. El 'top ten' lo completan EDM Gestión, con 38 millones; Mediolanum, con 28 millones; Gesprofit con 21 millones, Alpha Plus con 19 millones; e Inversis con otros 15 millones.

Con saldos positivos entre entradas y salidas de dinero, y muy por encima del naufragio de la gran banca en renta variable, se sitúan nombres propios de independientes como Metagestión, Abante Asesores, GVC Gaesco Gestión o Gesiuris, junto a entidades que dependen directa o indirectamente de una matriz del negocio bancario pero de pequeño o mediano tamaño: Trea AM (tiene un acuerdo comercial con Cajamar), Unigest (Unicaja), March Gestión de Fondos (Banca March), Gescooperativo (Cajas Rurales) o Andbank.

MAYOR SOFISTICACIÓN

Una lectura de los datos apunta a que los inversores con mayor apetito por el riesgo abren el abanico a la hora de seleccionar el fondo en el que invierten a toda la oferta disponible, incluyendo las gestoras independientes. Por el contrario, los más conservadores optan por quedarse en la misma sucursal bancaria en la que tienen su cuenta corriente y donde realizan la mayor parte de las actividades financieras.

Los expertos independientes suelen coincidir en que los productos más conservadores como monetarios, garantizados o renta fija, especialmente de corto plazo, generan “poco valor”. De esta opinión es Luque, que agrega: “En nuestra opinión, lo más conveniente es invertir a largo plazo y en productos de renta variable”.

Asimismo, en línea con estos argumentos los indicadores parecen indicar que los inversores españoles que optan por incorporar en mayor medida renta variable a sus cartera son más sofisticados. Un dato llamativo del III Observatorio Inverco era que dos de cada tres partícipes no sabían quién gestionaba su fondo. Es decir, sólo un 34% conocía que hay un equipo profesional detrás. Este porcentaje es del 22% entre los perfiles conservadores, del 37% en los moderados y del 48% en los dinámicos, como bautizan en Inverco a los partícipes con mayor apetito por las acciones.

El estudio se centra en el conocimiento de los partícipes sobre los fondos, y en todas las preguntas las respuestas denotan más conocimiento a medida que el apetito por el riesgo aumenta. Así sucede en las cuestiones sobre si el inversor sabe que hay un regulador detrás (84% de los dinámicos conocen la respuesta afirmativa, frente al 54% de los conservadores); el tratamiento fiscal (82% en contraste con el 53%); si los fondos ofrecen mayor rentabilidad con los depósitos (83% de los dinámicos opina que sí frente al 66% de los conservadores; o simplemente si recuerda en qué fondo tiene más patrimonio (el 1% de los dinámicos no lo recuerda frente al 15% de los conservadores).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon