Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los jóvenes españoles asumen que su jubilación ya no dependerá de la pensión pública

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 21/09/2016 Lorena Sacristán

Los jóvenes españoles están reaccionando a la llamada de alerta sobre el futuro de las pensiones y creen que las aportaciones públicas no serán su primera fuente de ingresos en la jubilación. En este sentido, los grupos de edad de entre 20 y 29 años y 30 y 39 años esperan que menos ingresos de su jubilación procedan del gobierno y que más se deriven de sus empresas y de su propio ahorro e inversiones.

© Proporcionado por Bolsamanía

En concreto, el primer colectivo considera que 45 de cada 100 euros que cobrará en su jubilación procederán de la pensión pública, 31 euros vendrán de sus propias inversiones y los 24 euros restantes procederán de los planes de empresa. Por su parte, el grupo de entre 30 y 39 años cree que esos porcentajes se repartirán en un 58%, un 15% y un 27%, respectivamente, según el estudio ‘Preparación para la jubilación 2016' elaborado por la aseguradora Aegon.

Estas cifras distan de las imperantes ahora. En estos momentos, los españoles creen que cuando estén jubilados el 64% de sus ingresos procederá de la pensión pública, frente a la media internacional del 46%. Así, consideran que el 24% procederá de sus ahorros e inversiones y el 12% de los planes de pensiones de la empresa para la que trabajan.

El contraste entre los datos españoles e internacionales se aprecia en más cifras. Solo el 27% de los españoles ahorra de manera habitual para preparar su jubilación, en comparación con el 38% de la media internacional, lo que posiciona a España como uno de los países menos concienciados sobre la necesidad de preparar su retiro, junto con Japón y Hungría, de los 15 que han participado en el informe.

Los encuestados que solo ahorran para la jubilación de forma ocasional representan el 24%, los que ahora no están ahorrando pero lo han hecho en el pasado son un 18% del total, los ahorradores aspiracionales, aquellos que ahora no ahorran, pero piensan en hacerlo, suponen el 23% y el 8% restante es la población que no ha ahorrado nunca para su jubilación y no piensa hacerlo.

Para Jaime Kirkpatrick, consejero delegado de Aegon, “es alarmante que un porcentaje tan alto de españoles reconozca no ahorrar nada o casi nada para su jubilación”. Y añade: “Aunque somos cada vez más conscientes de la necesidad de ahorrar para nuestro futuro muy pocos dan el salto definitivo y lo ponen en práctica. En este sentido, es vital que los ahorradores aspiracionales se conviertan en habituales e interpreten el ahorro como un hábito, aunque se trate de pequeñas cantidades”.

Además, el estudio pone de manifiesto que los grupos más vulnerables a la hora de planificar su jubilación continúan siendo las mujeres, los trabajadores a tiempo parcial y, en general, los trabajadores con un nivel de ingresos bajo.

JUBILARSE A LOS 65 AÑOS

Por otro lado, el 43% de los encuestados espera poder retirarse a los 65 años, mientras que el 24% piensa que podrá hacerlo incluso antes de esa edad. Por el contrario, el 23% cree que se jubilará en la franja comprendida entre los 66 y los 69 años y el 7% que pospondrá su jubilación hasta los 70 años o más.

A su vez, el 26% de los encuestados en España optaría por una jubilación flexible (compatibilización de la pensión de jubilación con trabajo a tiempo parcial), mientras que un 13% tiene previsto seguir trabajando de forma activa más allá de su edad de jubilación, con un horario laboral completo.

“Estas expectativas de los españoles son poco realistas”, afirma Kirkpatrick. En su opinión, en España la población piensa que dejará de trabajar al alcanzar la edad estipulada y podrá mantener un bienestar similar al de la etapa laboral, pero “es muy posible que, debido a esta falta de previsión, muchos se vean obligados a trabajar más allá de los 65 años si quieren seguir disfrutando de un nivel de ingresos suficientes”.

FALTA DE INFORMACIÓN

Otro de los problemas se deriva de la falta de información. Apenas el 21% de los españoles siente que en su lugar de trabajo recibe suficiente información y ayuda para planificar correctamente su jubilación. El 49% de los empleados españoles afirma que no recibe ningún tipo de servicio ni ayuda por parte de sus empresas para prepararse para su jubilación y el 12% afirma tener material informativo suficiente para poder planificar correctamente su retiro.

“Las empresas pueden y deben desempeñar un papel de mecenazgo fundamental a la hora de animar a sus trabajadores a ahorrar y planificar su jubilación. El acceso al mercado laboral es un momento idóneo para que los trabajadores, animados por los beneficios de su empresa o por cuenta propia, comiencen a planificar su jubilación e incorporen el ahorro como un hábito a la edad más temprana posible”, asegura el consejero delegado de la aseguradora.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon