Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los miembros del Congreso cobran 10.000 euros de paro por 111 días trabajados

Bolsamanía Bolsamanía 30/06/2016 Bolsamanía

Unos cuatro meses, 111 días, ha durado la legislatura más corta de la democracia española. Después de que no se llegase a un acuerdo entre los principales partidos políticos (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos), las Cortes se disolvieron el 3 de mayo. Aun así, los diputados y senadores continuaron percibiendo un salario (el 'paro de sus señorías') durante casi dos meses, lo que ha supuesto para las arcas públicas una inversión de unos 3,5 millones de euros, según estima El País.

La indemnización de transición, nombre oficial con el que se conoce el paro de los parlamentarios, existe tanto en el Congreso como en el Senado y no se cobra de forma automática. Para cobrarlo hay que solicitarlo, es incompatible con otros ingresos y pretende compensar los casi dos meses que pasan entre la disolución de las Cortes y el día de las nuevas elecciones.

LA DIPUTACIÓN PERMANENTE SUSTITUYE A LAS CÁMARAS

La Diputación Permanente sustituye a las Cámaras mientras no están reunidas. Este organismo está compuesto por 77 miembros en el Senado y 121 en el Congreso, entre titulares y suplentes, y no pueden optar al 'paro' porque siguen cobrando sus sueldos. No obstante, quienes renuncian a los dos meses de paro son minoría. Así, el 11,4%, 26 diputados, y el 6,7%, 13 senadores, fueron los que no solicitaron la indemnización de transición.

El 'paro de sus señorías', que no tienen derecho a la prestación por desempleo porque no son asalariados, se incluyó en el reglamento de pensiones parlamentarias en 2006, aunque existe desde el año 2000 por un acuerdo conjunto de las mesas de Congreso y Senado.

Según explican fuentes del Senado, “con el régimen de incompatibilidades existente, muchos no pueden trabajar y se quedarían dos meses sin ingresos”. Además, desde el Congreso explican que “el objeto es que los diputados puedan tener ingresos durante la campaña para evitar que se reincorporen a su puesto de trabajo y lo vuelvan a dejar una vez elegidos (faltando al trabajo para hacer campaña...)”.

LA INDEMNIZACIÓN PROVOCA CONTROVERSIA

Esta retribución genera polémica entre algunos partidos y diputados. En algunas ocasiones es porque este importe está relacionado con una actividad parlamentaria inexistente, que hay quienes lo consideran poco ético. Podemos está entre ellos al igual que los socialistas. Un portavoz del PSOE asegura que va a “estudiar” proponer que no se pueda cobrar el sueldo íntegro. “Cobrar por ser miembro de comisiones disueltas es cuestionable”, subraya esta fuente.

Al diputado de la formación socialista en las dos últimas legislaturas, Odón Elorza, no le parece "ético cobrar por las dietas de alojamiento cuando es un periodo no hábil y los diputados ni siquiera están en Madrid”. Elorza devolvió parte de la indemnización de transición, tanto lo recibido por dietas como lo que percibió por ser vicepresidente de una comisión, al acabar la X legislatura.

Sin embargo, este proceso fue largo porque nunca se había dado este caso y no había ninguna normativa establecida para hacerlo. En diciembre 2015 hizo una transferencia a un número de cuenta del Congreso y solo se quedó la asignación constitucional de 2.800 euros “al no tener derecho como diputado a la percepción del seguro de desempleo y no percibir ningún otro ingreso en ese tiempo”, según explica. Para el diputado, la indemnización “debería ajustarse más a la realidad y ser más reducida”.

EN MAYO 26 DIPUTADOS NO SOLICITARON LA RETRIBUCIÓN

Entre los 26 diputados que el pasado mayo no solicitaron la retribución está Íñigo Alli Martínez, de UPN (grupo Mixto). Según explica, ha renunciado a esta prestación porque considera que no la merecen. "He renunciado por una sencilla razón: no nos lo merecemos. Me he ganado el sueldo porque hemos registrado 36 iniciativas tras escuchar a muchos colectivos, estudiar leyes y proponer cambios y reformas. Pero tras seis meses de incapacidad para acordar y ceder... No merezco una indemnización que pagan los españoles cuando finaliza una legislatura. Me avergüenza", asegura Alli.

Tampoco David Bravo, de la formación de Podemos, solicitó la indemnización. “Al terminar la legislatura me reincorporé a mi oficio de abogado”, explica. Sin embargo, desde un punto de vista ético, asegura que ve “lógico que quienes están en un periodo entre legislatura y legislatura cobren para poder sostenerse durante ese tiempo”. “Pero la cantidad me parece claramente excesiva”. Podemos somete esa asignación a su código ético de tres salarios mínimos. El resto se dona al Proyecto Impulsa para financiar iniciativas sociales, señala un portavoz. Por su parte, el PP asegura sobre este asunto que “respeta las decisiones de la Cámara y la decisión individual de los diputados”.

SUELDOS ENTRE 8.300 Y 10.000 EUROS

En mayo las Cortes se disolvieron. Aún así, 181 senadores cobraron 8.345 euros cada uno y 203 diputados percibieron una media de 10.000 euros. En este sentido, el Senado es bastante más transparente que el Congreso cuando hay que especificar estos sueldos que son poco conocidos. Además de publicar la lista de los parlamentarios que han solicitado la indemnización, señala que reciben exactamente 154,54 euros por cada uno de los 54 días entre la disolución de las Cortes y las elecciones.

En el caso del Congreso, es más complicado obtener estos datos porque los salarios son variables y la Cámara no proporciona la media. Los diputados en el paro perciben, de media, unos 10.000 euros en esos casi dos meses, por lo que cobran su sueldo íntegro pese a no estar en Madrid ni trabajar en comisiones, según cálculos de El País. El sueldo de un diputado es bastante más abultado de lo que cree porque los 2.813 euros brutos al mes de la llamada “asignación constitucional” son solo una especie de sueldo base. A esta cantidad hay que sumar las dietas de alojamiento y manutención (exentas de tributación) por las que los diputados perciben 871 euros si han sido electos por Madrid y 1.824 si son de fuera.

Este complemento causa controversia, ya que lo reciben diputados que tienen al menos una casa en Madrid pero que han sido elegidos por otras provincias. Entre los casos, el del ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, que no ha renunciado a cobrarlo pese a que tiene tres viviendas en propiedad en Madrid,como indica él mismo en su declaración de bienes.

© Proporcionado por Bolsamanía

Además, si se es miembro de la Mesa, de la Junta de Portavoces o de las comisiones se suma otro complemento que oscila entre los 700 y los 3.000 euros, lo que hace que su sueldo medio alcance en realidad unos 5.600 euros brutos al mes en 14 pagas. El Congreso no facilita esta cifra, pero se puede obtener de forma aproximada calculando las partidas destinadas a salarios de los diputados en la ejecución del presupuesto de 2014, la última completa y detallada disponible.

Los parlamentarios reciben esta indemnización siempre que no tengan ningún tipo de ingreso, ni público ni privado. En este sentido, algunos miembros del Gobierno están entre los que no la han solicitado. En el Senado, por ejemplo, es el caso de Susana Camarero, secretaria de Estado de Servicios Sociales e igualdad, o de Marcial Marín, secretario de Estado de Educación. En el Congreso, Tomás Burgos (secretario de Estado de la Seguridad Social) y José María Lassalle (secretario de Estado de Cultura) están entre los que no lo han pedido porque cobran otro sueldo.

LO MÁS VISTO

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon