Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 'otros depósitos': dinero más rentable, pero ojo con la letra pequeña

Bolsamanía Bolsamanía 12/11/2016 Lorena Sacristán

En un entorno de bajos tipos de interés, nadie da duros a pesetas. Los españoles se muestran conservadores a la hora de elegir en qué productos invertir sus ahorros. Aunque en la actualidad los depósitos ofrecen muy poca rentabilidad, un 0,07% si el depósito es a la vista y entre un 0,15% y un 0,2% si es depósito a plazo, hay 761.400 millones de euros invertidos en estos productos.

No obstante, existen otras posibilidades, como invertir en bolsa o en productos que incluyan algún tipo de exposición a la renta variable, pero estas opciones conllevan correr más riesgos y los inversores más tradicionales pueden no querer asumirlos. ¿Entonces? Aparecen ‘los otros depósitos'. Es decir, variantes que ofrecen una mayor rentabilidad que los depósitos tradicionales, pero que también tienen mucha letra pequeña que se debe tener en cuenta.

Esta alternativa hace que la cantidad de dinero que se invierte engorde. Pero ¿por qué ofrecen rentabilidades mucho más altas que las del mercado? Porque, en general, llevan asociados una serie de requisitos a cambio de esa mayor rentabilidad, por lo que es aconsejable conocer bien cuáles son las condiciones que se deben cumplir para elegir en función de las necesidades.

CONTRATACIÓN DE DIFERENTES PRODUCTOS

Uno de los requisitos que piden algunos de estos depósitos es la obligación de contratar, además del depósito, otros productos con la entidad. Esto ocurre con el depósito a seis meses 4.0 Mix de Banco Mediolanum que ofrece una rentabilidad del 4% TAE al contratar de forma simultánea, o aportación adicional, un producto gestionado comercializado por la misma entidad por al menos el triple del importe aportado al depósito.

Algo similar ocurre con el depósito nómina Gasol de Banco Popular, puesto que ofrece una remuneración del 0,2% TAE que aumenta hasta el 4,5% TAE si se contrata un nuevo seguro Popular Hogar o Popular Auto, hasta el vencimiento del depósito, y cumplir los requisitos para pertenecer a la Oferta Nómina o Premium de Tenemos un Plan de forma ininterrumpida durante la vigencia del depósito. Además, para poder contratar este producto también se debe domiciliar por primera vez la nómina por un importe mínimo de 600 euros mensuales o la pensión por un mínimo de 300 euros mensuales.

© Proporcionado por Bolsamanía

También el depósito nómina Gasol permite la cancelación total en cualquier momento, sin devengo de intereses salvo que éstos a la fecha de cancelación anticipada fueran superiores al 1% del principal cancelado, calculado desde la fecha de cancelación anticipada hasta la fecha prevista de vencimiento.

DOMICILIACIÓN DE RECIBOS

Otros productos que ofrecen rentabilidades por encima de la media cuentan con la característica de tener que domiciliar uno o más recibos en la entidad, entre otros requisitos. La cuenta inteligente de Evo Banco son dos cuentas en una. La cuenta nómina sin comisiones, que permite tener hasta 3.000 euros de saldo y en la que el dinero que sobrepase ese límite se traspasa a la cuenta a plazo que ofrece un TAE del 0,5%. Todo el dinero está disponible sin penalización y no tiene ningún tipo de comisión, pero la entidad pide cumplir uno de los siguientes requisitos: domiciliar la nómina, pensión o desempleo o realizar ingresos mensuales de al menos 600 euros mediante transferencia o cheque de otra entidad; tener un préstamo personal o hipotecario con el banco: contratar con la entidad un fondo inteligente; tener al menos 10.000 euros en fondos de inversión o planes de pensiones; o disponer de un producto de Avant Card.

Aunque si el cliente tiene entre 25 y 35 años sólo tendrá que cumplir uno de estos tres requisitos: realizar seis ingresos mensuales al año de al menos 300 euros cada uno; domiciliar un recibo mensual de telefonía móvil en la cuenta inteligente; o hacer al menos dos pagos al mes con una tarjeta de cuenta inteligente en cualquier comercio.

Otra opción es la cuenta 1|2|3, de Banco Santander. Este producto ofrece diferentes rentabilidades. En concreto, el 1% si la cuenta tiene entre 1.000 y 2.000 euros; el 2% si la cuenta dispone de una cantidad entre los 2.000 y los 3.000 euros; y el 3% si se tiene más de 3.000 euros, hasta un máximo de 15.000. Además, por los recibos que se tienen domiciliados en la cuenta corriente se recibe una bonificación. El 1% sobre tributos locales y seguros sociales; el 2% de los suministros del hogar y de los seguros de protección y el 3% en los recibos de colegios, guarderías, universidades públicas y privadas españolas, entre otros.

Para poder contratarla se tiene que ser persona física mayor de edad, residente o no en España; domiciliar la nómina, o ingreso recurrente, o la prestación por desempleo de al menos 600 euros al mes, la pensión de la Seguridad Social de más de 300 euros o el RETA o REA (pago Seguridad Social Autónomos) de al menos 175 euros al mes o Ayudas de la Política Agraria Común (PAC) por un importe mínimo de 3.000 euros al año. Y el cliente también debe tener domiciliados tres recibos en los últimos tres meses de tres emisores diferentes y usar al menos seis veces las tarjetas de débito y/o crédito asociados a la cuenta en los últimos tres meses.

INTERESES MENGUANTES

Otra de las condiciones de algunos depósitos es que en los primeros meses se recibe una rentabilidad alta, pero cuando ha pasado un tiempo determinado dicha rentabilidad se equipara a la del mercado, con lo que los intereses son menguantes, o la cuenta asociada no ofrece ninguna rentabilidad. El depósito Self de Self Bank a tres meses, asociado a la cuenta Self, ofrece un TAE del 2,5%, pero cuando el periodo de tiempo finaliza y el dinero se traspasa a la cuenta asociada no ofrece ninguna rentabilidad.

No obstante, una vez que ya se es cliente, la entidad ofrece la posibilidad de contratar la cuenta ahorro Self al 0,3% TAE, sin tener que contratarla durante un tiempo determinado.

En el caso de la cuenta Naranja de ING tiene asociado un depósito a dos meses (no renovable) al 1,5% TAE. Una vez transcurrido ese tiempo, el capital y los intereses generados pasan a la cuenta Naranja cuya rentabilidad se sitúa en el 0,1%, en línea con el porcentaje que ofrecen las cuentas a la vista. También ofrece la posibilidad de disponer de los ahorros en cualquier momento sin perder parte o toda la rentabilidad que se haya acumulado hasta esa fecha y la cancelación total está permitida sin que repercuta ninguna penalización.

PENALIZACIÓN POR CANCELACIÓN

En general, es normal que al cancelar el contrato antes de la fecha de vencimiento, se repercutan unos costes de cancelación, como ocurre con el depósito a 7 meses de Novo Banco que ofrece un TAE del 1,25%. El reembolso, el rescate o la devolución anticipada de una parte o de todo el principal invertido en este producto están sujetos a comisiones o penalizaciones. En este caso, la remuneración por cancelación anticipada es del 0,10%.

Otro caso es el depósito a plazo fijo de Banco Finantia Sofinloc (BFS). Este producto puede contratarse durante 12 meses (periodo mínimo), se obtendrá un 1,05% TAE, 18 meses (1,10% TAE), 25 meses (1,15% TAE), 36 meses (1,35% TAE) y 60 meses (tiempo máximo) cuya rentabilidad será del 1,45% TAE, con un compromiso de devolución del capital a vencimiento. Sin embargo, si se desea cancelar con antelación, se restará de la retribución la cantidad que resulte de aplicar sobre el importe del depósito una penalización del 1,25% anual por el periodo de tiempo anticipado respecto del vencimiento pactado, sin que esta deducción pueda exceder el importe de los intereses brutos devengados desde el inicio de la operación.

El depósito a plazo fijo de Crédit Agricole (CA) a tres años ofrece una rentabilidad del 1,70% TAE. Si el cliente quiere cancelarlo antes de su vencimiento. Para retirar el dinero del depósito, se debe solicitar la cancelación anticipada de la totalidad del mismo cuando se desee. La cancelación será efectiva en un plazo máximo de 32 días naturales a contar desde la fecha en que se solicitó. En dicho momento el cliente recibirá el importe depositado más los intereses devengados menos la penalización que la entidad decida detraer (nunca superior a los intereses devengados desde la fecha de constitución del depósito).

PRODUCTOS ‘ONLINE'

En su oferta ‘online', hay bancos que también usan una mayor rentabilidad como reclamo. El matiz principal reside, precisamente, en esa condición digital: son productos que sólo se pueden contratar por Internet. Es el caso de la Cuenta Facto de Banca Farmafactoring que ofrece como máximo un 1,5% TAE a una fecha de vencimiento a elegir entre 3 y 60 meses. Este producto está integrado por una cuenta corriente, un depósito a plazo fijo y un servicio de banca a distancia, cuya contratación se realiza 100% online.

El depósito de Wizink a 14 meses que ofrece un 0,90% TAE dispone de su propia página web en la que, después de registrarse, se puede operar con todos los productos y de forma totalmente online. No obstante, si se quiere cancelar de forma anticipada se perderán los intereses generados por el periodo transcurrido desde la fecha de contratación, o renovación en su caso, y la fecha en la que se cancele el depósito.

Por su parte, la cuenta Coinc de Bankinter, en la que se depositan los ahorros que se remuneran a un tipo de interés 0,70% TAE, es un portal de Internet en el que el usuario podrá definir y administrar sus ahorros. El cliente podrá aportar una cantidad extra de dinero o retirarla siempre que lo desee sin comisiones. En concreto, este producto no tiene penalización por cancelación, no cobra comisiones y no tiene periodo de permanencia. Esta cuenta es sólo de ahorro por lo que no tiene vinculados otros productos bancarios ni tarjetas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon