Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los partícipes pierden dinero en 9 de los 10 fondos más vendidos de 2016

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 25/01/2017 Óscar Giménez

Con la renta fija se puede perder dinero. Así ha quedado de manifiesto en los últimos meses en la industria española de fondos. Hasta tal punto, que la preferencia de los inversores locales por los instrumentos más conservadores ha provocado que los partícipes de los vehículos superventas de 2016 hayan perdido poder adquisitivo.

El repunte de la inflación y la ola de ventas de los bonos en el último trimestre del pasado año se han convertido en un drama para los gestores de renta fija. Estos dos hitos, relacionados entre sí, provocan una conclusión difícil de digerir: la mayor parte de los fondos más exitosos en términos comerciales no lo ha sido en el rendimiento conseguido para el partícipe. No sólo no han logrado atractivas rentabilidades para los clientes, sino que han fallado en su objetivo de mínimos de preservar el capital. O han tenido pérdidas, o retornos raquíticos que se quedan lejos de la tasa de IPC anual del 1,7% de diciembre.

En concreto, entre los diez fondos más vendidos, sólo uno supera a la inflación. El único de renta variable, que lo hace con holgura. Se trata del azValor Internacional, que en su primer año completo logra un 21% y es el producto más vendido en la industria en la categoría de acciones, según los datos de Morningstar. Una excepción entre los primeros puestos del ranking, dominado por los canales de distribución de la gran banca y por los activos más conservadores (ver cuadro tras el texto).

Al ampliar el espectro, la radiografía es la misma. Entre los 20 fondos que más captan en términos netos durante el año pasado, todos ellos por encima de los 370 millones de euros según las estadísticas de Morningstar, son sólo dos los productos que superan la inflación. Y por lo tanto, en los que sus partícipes no pierden poder adquisitivo. Además del fondo de azValor destaca en este sentido el BBVA Rendimiento Europeo Positivo II, un producto de retorno absoluto de bolsa que en apenas siete meses -desde su lanzamiento en mayo- obtuvo un 3,3%, según en este caso la evolución del valor liquidativo que se refleja en Finect.

Estos 20 vehículos atrajeron un flujo neto de entradas de cerca de 17.000 millones de euros, y acabaron 2016 con un patrimonio conjunto de 23.340 millones de euros, según los datos de Morningstar. En la lista hay cuatro garantizados, dos monetarios, dos de renta variable, uno mixto y el resto de renta fija.

Entre los productos más exitosos entre los departamentos comerciales están dos vehículos que impulsó la gestora de CaixaBank durante el pasado año. El CaixaBank Rentas Euríbor y el CaixaBank Rentas Euríbor 2, con una captación neta de 2.700 y 2.300 millones, respectivamente. Es decir, dos fondos idénticos de deuda a plazo fijo, que invierten en renta fija española con un horizonte temporal de ocho años, hasta 2024 -se lanzaron durante el pasado año-. El valor liquidativo, según datos de Finect, evolucionó con un repunte del 0,66% en el primer caso y una caída del 1,5% en el segundo. No obstante, hay que tener en cuenta que el fondo realizará ocho pagos anuales -reembolsos obligatorios- a partir de 2017, con un objetivo de que genere una rentabilidad con estos desembolsos asociada al euríbor a tres meses, moviéndose entre el 0,25% y el 4%. Su inversión mínima fue de 10.000 euros, antes de cerrarse. “Es un producto que se adapta a las necesidades de nuestros clientes y da solución a aquella parte del patrimonio para la que se busca una mayor seguridad”, explican fuentes de CaixaBank AM sobre el primero, el más vendido del año.

© Proporcionado por Bolsamanía

Entre los dos superventas de CaixaBank se cuela el BBVA Bonos Internacional Flexible 0-3, que registró entradas de dinero superiores a las salidas por algo más de 2.300 millones de euros, con una rentabilidad en el periodo del 0,2%. El fondo invierte en fondos de terceros de renta fija global y en bonos directamente, en todo caso, de duración inferior a los tres años.

Los tres fondos anteriores, con más de 2.000 millones de euros de captación neta en 2016, son además los únicos que pasan de los 1.000 millones. El Santander Renta Fija Corto Plazo se queda cerca con 965 millones. El producto de deuda a corto plazo generó un retorno del 0,3%. Algo menos que los dos siguientes, también de Santander AM y con el mismo foco de inversión. El Santander Rendimiento consiguió un 0,45%, con un flujo de captación neta de 808 millones; mientras que el SPB RF Corto Plazo obtuvo un 0,5%, con 718 millones en su resultado comercial.

El siguiente del ranking es el fondo de azValor, un vehículo que lanzó en 2015 la gestora propulsada por tres ex de Bestinver, como son Álvaro Guzmán de Lázaro, Fernando Bernad y Beltrán Parages. Durante gran parte del año, en la industria se dio por hecha la llegada de Francisco García Paramés tras sus dos años de retiro, aunque finalmente en septiembre anunció el lanzamiento de su propia gestora, Cobas Asset Management.

REFLEJO DE LA INDUSTRIA

Las dos decenas de superventas reflejan la realidad comercial del sector durante el último año -en el que las sucripciones netas alcanzaron los 13.500 millones, acabando con un patrimonio de 234.000 millones-, que no coincide con los resultados de rentabilidad. Los fondos de gestión pasiva y los garantizados fueron los que más captaron, según las estadísticas de la patronal, Inverco, con cifras de 6.100 millones y de 4.200 millones, respectivamente. Sin embargo, sus rendimientos en el periodo fueron del 1,54% y del -0,07% en promedio. Los fondos monetarios, por su parte, captaron 1.450 millones, aunque su rendimiento fue del -0,06%.

La preferencia de los inversores por las opciones más conservadoras se debió en la primera mitad del año, a juicio de Inverco, en la volatilidad de los mercados de renta variable. Sin embargo, la mayor tranquilidad de las bolsas en el tramo final de 2016 no eliminó la brecha comercial. “No nos sorprenden estos resultados. La maquinaria de distribución de los grandes grupos ha funcionado a la perfección, especialmente con los mercados volátiles”, opina Fernando Luque, editor de Morningstar España. “Los bancos han conducido a los inversores con perfil de bajo riesgo a estos fondos conservadores, entre los que no estamos en contra, pero sí que hay que tener cuidado con las comisiones, ya que es importante que sean reducidas, ya que la rentabilidad esperada no es elevada, y a menudo los costes están por encima de la media”, agrega.

Los fondos de renta variable nacional e internacional fueron los más rentables finalmente, tras un primer semestre complicado, con un retorno en el año del 2,8% de media para los productos con el universo de inversión en España y del 4,8% para los de acciones globales. La captación, sin embargo, no ha evolucionado en la misma línea. En el primer caso, los productos de bolsa española registraron reembolsos netos de más de 400 millones de euros, mientras que los de renta variable internacional captaron 115 millones.

Los 20 fondos que más captaron en 2016 y sus rentabilidades

Fuente: datos de captación (cap, en millones de euros) y patrimonio (AuM, en millones) de Morningstar

Datos de rentabilidad de Morningstar y Finect

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon