Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los planes económicos de Mas y la CUP, la gran preocupación de los empresarios

Bolsamanía Bolsamanía 10/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Junts pel Sí y La CUP llevan desde el 27S negociando las condiciones para que la formación de Antonio Baños apoye la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat. Ante esto, las cúpulas de las patronales catalanas han manifestado su preocupación por las concesiones en materia económica que pueda llegar a hacer Mas para lograr su apoyo.De la CUP preocupa su intención de paralizar la privatización de hasta diez privatizaciones y la ruptura total con el Estado español. Además, ante la falta de estabilidad política, los empresarios temen la ingobernabilidad de la región.Según las declaraciones qeu recoge El País, después de las elecciones algunas patronales, como Fomento del Trabajo, presidida por Joaquim Gay de Montellà, y Pimec, liderada por Josep González, reclamaron un “gobierno fuerte y estable” que dé prioridad a “la recuperación económica” y pidieron “responsabilidad” a los grupos parlamentarios.Siguiendo la información de El País, ya desde el inicio de las conversaciones entre ambas formaciones preocupaban a estas patronales. Las propuestas del partido anticapitalista no gustaban al chocar frontalmente con las ideas manifestadas por los empresarios.“Queremos gobiernos estables con amplias mayorías, que agoten los mandatos. Ahora estamos expectantes ante la negociación entre partidos y creemos que el proceso será lento”, aseveró el director general de la patronal Cecot, David Garrofé.PRIVATIZACIONESLos empresarios han dejado claro que se ponen radicalmente a la propuesta del CUP de paralizar las privatizaciones que ya están en marcha, ya que en algunas han participado grupos internacionales y hay mucho en juego. “El capital es conservador, y si ya había cierta preocupación con el proceso soberanista, revertir una de esas adjudicaciones sería un mensaje terrible a los inversores internacionales”, confirman fuentes patronales que no han querido salir del anonimato.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon