Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Presupuestos llegan al Congreso: Rajoy juega al empate para sacarlos adelante

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 04/04/2017 Virginia Mora

El pasado viernes, en la reunión del Consejo de Ministros, el Gobierno aprobó el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, y cuatro días después llegan al Congreso de los Diputados para iniciar el trámite parlamentario. No será fácil, ya que varios grupos de la oposición han anunciado que presentarán enmiendas a la totalidad a las cuentas públicas, pero aún así Mariano Rajoy no pierde la esperanza. Hay un resquicio legal que puede servirle de ayuda.

Este martes el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha acudido a la Cámara baja a presentar oficialmente el proyecto de ley de los Presupuestos. Ha entregado la documentación a la presidenta del hemiciclo, Ana Pastor, y tras ello se ha reunido la Mesa del Congreso para acordar el calendario para la tramitación parlamentaria de los PGE, abriéndose así el plazo para que los grupos puedan presentar sus enmiendas.

Tal y como explica el Congreso en su página web, este proyecto gozará de preferencia en su tramitación sobre el resto de iniciativas legislativas, por lo que tras su presentación los distintos ministros comparecerán en las Comisiones de su ramo para explicar las partidas presupuestadas para cada departamento. Todo ello será antes de que acabe el plazo acordado para la presentación de las enmiendas, que en este caso sólo pueden ser a la totalidad de los Presupuestos, es decir, para devolver el proyecto de ley al Gobierno.

Cuando acabe el plazo, se celebrará el debate en el hemiciclo, y ahí empezará el tan temido examen para el Ejecutivo… que no obstante puede superar sin tantos problemas como a priori podría parecer. Mariano Rajoy tiene asegurados, en un principio, 175 votos: los 137 del PP (entre los que se encuentran los de sus socios electorales, UPN y Foro), los 32 de Ciudadanos, el voto de la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, y los cinco de PNV, con los que el presidente del Gobierno espera contar, aunque los nacionalistas vascos aún no han confirmado su apoyo a los Presupuestos.

Es justo la mitad de la Cámara, ya que el resto de partidos, si todo sale según lo esperado, votarán en contra de los PGE. Precisamente ese empate puede ser el que 'salve' las cuentas públicas de ser devueltas al Gobierno y le permita seguir adelante su camino en las Cortes en caso de que Rajoy no logre sumar ningún apoyo más. Eso sí, siempre y cuando se produzca tres veces. Y es que el Reglamento del Congreso, en el apartado sobre votaciones (artículo 88), dice lo que sucedería en este caso.

“Cuando ocurriere empate en alguna votación, se realizará una segunda y, si persistiese, se suspenderá la votación durante el plazo que estime razonable la Presidencia. Transcurrido el plazo, se repetirá la votación y, si de nuevo se produjese empate, se entenderá desechado el dictamen, artículo, enmienda, voto particular o proposición de que se trate”. Es decir, si hay un triple empate en el Congreso, las enmiendas serían rechazadas y la tramitación parlamentaria de los PGE podría seguir adelante.

Así, si se supera esta votación, la Comisión de Presupuestos podrá analizar y votar las enmiendas presentadas por los partidos al articulado. La Comisión elaborará un dictamen que debe ser debatido y votado en Pleno, junto con los votos particulares y las enmiendas que los grupos parlamentarios mantengan vivas. En este debate, cada ministro expondrá las partidas que le corresponden y los grupos defenderán sus enmiendas a las distintas secciones.

El texto que apruebe el Congreso continuará su tramitación en el Senado. Si la Cámara alta no lo modifica, los Presupuestos quedarán aprobados, y en caso de que introduzca enmiendas o vete el proyecto, éste volverá al Congreso para que decida si mantiene o revoca los cambios o, en su caso, levante el veto.

LA ÚLTIMA BALA DE RAJOY: SUS 175,5 APOYOS

© Proporcionado por Bolsamanía

Precisamente este fin de semana Rajoy hablaba sobre las 'cuentas' y cábalas que se están haciendo estos días para la aprobación de los Presupuestos y decía, irónicamente, que contaba con 175,5 votos. En un acto este sábado en Valladolid, el presidente del Gobierno dijo: “¿Cuántos tenemos? Hay opiniones para todos los gustos. Lo veremos en los próximos días”. Y tras ello, continuó afirmando que, en su opinión, cuentan con “175,5” apoyos.

La cifra no dejó a nadie indiferente, ya que con ella el jefe del Ejecutivo dio a entender que el acuerdo estaba completamente cerrado con Ciudadanos y con Coalición Canaria, pero también con PNV, y que sólo quedaban por acordar algunos flecos con el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, para lograr su respaldo a los PGE, lo que garantizaría que saliesen adelante sin ningún problema gracias a la mayoría de 176 diputados que sumaría Rajoy. Algo que levanta ampollas, sobre todo en las filas socialistas, dado que este partido, Nueva Canarias, es socio electoral del PSOE en las islas.

Precisamente sobre este asunto habló ayer la precandidata a las primarias del Partido Socialista y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. En una entrevista en la Cadena Ser, la dirigente aprovechó para lanzar un mensaje a Nueva Canarias, señalando que no debería apoyar las cuentas públicas porque es socio electoral del PSOE. Así, criticó que Quevedo se haya mostrado dispuesto a hablar con los 'populares', pese a que el diputado de Nueva Canarias dijo haber informado al PSOE de sus planes y que este partido le había expresado “respeto” por sus intenciones.

Sin embargo, Díaz afirmó que ella no tenía información de que su “socio electoral” vaya a apoyar los Presupuestos, y que es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien debe explicarlo si es que “tiene más información” al respecto, en clara alusión a sus palabras del fin de semana. Pese a ello, el PP permanece tranquilo, y el presidente, también.

Así lo aseguró este lunes el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido celebrada en Génova. Según Casado, a Rajoy se le ve muy “tranquilo” respecto a los Presupuestos porque se están “encauzando bien” las negociaciones. Además, el dirigente 'popular' adelantó que el jefe del Ejecutivo espera poder acordar partidas concretas con el PSOE como se ha hecho “siempre”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon