Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los soberanistas prometen un otoño de movilizaciones en apoyo a los cargos políticos perseguidos por la Justicia

Bolsamanía Bolsamanía 21/10/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La primera de la serie de movilizaciones que las entidades soberanistas han programado en apoyo a la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, ha aglutinado a un millar de personas a las puertas de la cámara catalana. La Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium y la AMI convocan una concentración para el 13 de noviembre.

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha avisado de que esta no será la única manifestación, sino que prevén en los próximos meses un "seguido de movilizaciones”. Las entidades soberanistas han aprovechado la concentración para anunciar que convocan de cara al 13 de noviembre una movilización en defensa del proceso soberanista y de los cargos públicos que la justicia investiga por su apoyo al proceso, informa Europa Press.

La concentración del jueves se ha centrado en rendir apoyo a Forcadell ante la querella que ha impulsado la Fiscalía por haber permitido el debate sobre las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente. Con gritos de 'Fuera, fuera, fuera la justicia española', los manifestantes han querido expresar su rechazo a los que consideran una "judicialización" del proceso soberanista, es decir, la decisión del Gobierno central de llevar a los tribunales a políticos catalanes independentistas.

CONTRA LOS "ATAQUES"

Los diputados de JxSí Marta Rovira y Jordi Turull han cargado contra los "ataques" del Estado a las instituciones catalanas y han avisado que sus 72 diputados seguirán apoyando la hoja de ruta independentista digan lo que digan los tribunales.

Desde la CUP, la diputada Mireia Boya ha llamado a la desobediencia como "única opción real ante la criminalización" del Estado hacia las instituciones catalanas y ha instado a movilizaciones para defender a los cargos electos en procesos judiciales.

El líder de SíQueEsPot, Lluís Rabell, ha cerrado filas con la presidenta Forcadell ante un Estado que, según él, judicializa la política: "El PP insiste en transformar el TC en un agente de la represión de las opiniones políticas".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon