Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los técnicos del CSN dedican 30.000 horas y 167 informes para evaluar la reapertura de Garoña

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 25/01/2017 Bolsamanía

Los consejeros del pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) han recibido este miércoles "todos" los documentos técnicos elaborados durante 30.000 horas por 16 áreas del organismo regulador para que puedan tomar una decisión sobre la renovación de la licencia de operación de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), solicitada por Nuclenor, su titular, en 2014.

En total, el material que tendrán que estudiar se compone por 167 informes de evaluación, 20 actas de inspección y 23 actas de reunión que soportan las evaluaciones realizadas en el expediente administrativo que corresponde a la solicitud de renovación de la autorización de explotación de la planta burgalesa, que dejó de producir electricidad en diciembre de 2012, algo más de siete meses antes de que expirase su licencia, el 6 de julio de 2013.

Según ha informado el CSN, se estima que para elaborar esta documentación, 16 áreas técnicas han sumado unas 30.000 horas de trabajo para que los consejeros puedan emitir su informe preceptivo -vinculante en caso de ser desfavorable- al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (Minetad). Fuentes del CSN estiman que el estudio y análisis de la documentación se prolongará algunas semanas.

© Proporcionado por Bolsamanía

Además, añade que los miembros del pleno han recibido información "detallada" sobre el proceso de evaluación que se ha realizado en el marco del expediente de renovación de la autorización de explotación, así como del estado actual de la central.

En concreto, esto incluye las evaluaciones realizadas para la prórroga de la autorización de protección física y la correspondiente revisión del Plan de Protección Física; la autorización de modificación de diseño correspondiente a la puesta en servicio de un nuevo sistema de reserva de tratamiento de gases y la aprobación de las propuestas de revisión, de los documentos oficiales de la licencia, el Estudio de Seguridad (ES) y las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento Mejoradas (ETFM) de la central.

También incluye las evaluaciones relativas a las modificaciones de diseño sobre independencia de sistemas eléctricos; los programas de implantación de los requisitos de las Instrucciones Técnicas Complementarias emitidas en el pasado por el CSN. Estos requisitos no se incluyeron en la instrucción técnica complementaria (ITC) que se emitió para la adaptación de la central a su actual situación de cese de explotación.

El 30 de julio de 2014, pocos meses después de la solicitud presentada por Nuclenor para que la central nuclear vuelva a operar hasta 2031, diecisiete años más, el pleno del CSN acordó emitir una ITC complementaria (CSN/ITC/SG/SMG/14/01), la documentación y los requisitos adicionales respecto a la solicitud de renovar Garoña hasta los 60 años de edad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon