Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los tres falsos factores que están agitando los mercados

Bolsamanía Bolsamanía 25/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El inicio de año en las bolsas ha sido bastante movido y las acciones se han visto afectadas por innumerables factores entre los cuales está el temor a 'tres elementos' que aprisionan los mercados según señala la firma de inversión internacional Robeco.Lukas Daalder, director de inversiones de Robeco Investment Solutions, señala que "la crisis de las acciones chinas se ha combinado con la continua percepción negativa percepción en la caída del precio del petróleo y la creencia errónea de que los problemas en el mercado son un barómetro de la recesión global".Sin embargo, las tres cosas tienen una influencia limitada sobre las verdaderas perspectivas económicas y simplemente están causando reacciones exageradas, señala Daalder. Por ello, su equipo sigue sobreponderando la renta variable y creyendo que todavía tiene buenas perspectivas para 2016."La preocupación más común que ha disparado el entorno de aversión al riesgo actual es la evolución de China", asegura Daalder. "Podemos entender que una pérdida del 7% en la bolsa China el primer día del año puede provocar un oleada de sentimientos negativos, (...) pero esto no fue una gran sorpresa. Tenemos muchos más problemas, sin embargo, en la explicación de por qué las acciones continuaron a la baja el argumento de China es siempre válido".LA BOLSA CHINA UNA BURBUJA QUE SE DESINFLA"El mercado de valores chino es una criatura independiente que tiene una vida propia, creciendo un 150% en el período de 2014 hasta 2015, a pesar de que la debilidad de los fundamentales. Esto representa una burbuja clásica, que ahora está en proceso de ser desinflada. A diferencia de Estados Unidos o los mercados europeos, que están mucho más vinculados, la bolsa china no produce efectos secundarios directos al resto del mundo. Las acciones chinas son propiedad en su mayoría de un grupo bastante limitado de inversores nacionales, por lo que el 'dolor' de las pérdidas no se siente fuera de China", sostienen desde Robeco.En cuanto a la devaluación del yuan, no es ni sorprendente, ni va a tener un gran impacto para estos expertos. Si vemos las cifras hasta agosto de 2015, la devaluación total ha alcanzado el 6% pero el euro se redujo en ese porcentaje en menos de un mes, en octubre y noviembre.Lee además: China se dispara un 3% y el Shanghai Composite logra recuperar los 3.000 puntosPETRÓLEO, LA EXCUSA DE SIEMPREAunque la demanda de petróleo estuviera cayendo, la economía mundial no se estaría debilitandoDaalder asegura que la segunda cosa irracional que asusta a los mercados es el menor precio del petróleo, y la creencia de que esto es sinónimo de una vacilante demanda y, por tanto, de debilidad económica económica. Un pensamiento que también ha sido aumentado por el conflicto diplomático entre los dos de los productores de petróleo más grandes del mundo, Arabia Saudí e Irán."Incluso si pudiéramos afirmar que la demanda de petróleo está cayendo, no significa que la economía mundial se esté debilitando: un clima de invierno extremadamente cálido en el hemisferio occidental (El Niño) o el cambio estructural a la energía solar también podría desempeñar un papel en este aspecto", mantiene Daalder que señala que este razonamiento es "una muy forma muy unilateral forma de presentar la historia del petróleo". LO QUE DE VERDAD NOS DICE EL MERCADO DE ALTO RENDIMIENTOEl tercer factor que pesa sobre los mercados es la debilidad del "mercado de alto rendimiento" y la idea de que éste es un barómetro industrial. El índice US High Yield spreads, que mide la diferencia entre la rentabilidad y las de los bonos del Gobierno, se ha ampliado desde junio de 2014, finalizando 2015 con un negativo 4,5% de rentabilidad, la primera pérdida desde 2007.La caída del mercado de alto rendimiento no proporciona una señal de alerta de problemas en el futuro"Una consecuencia negativa conectada a esto es una suposición de que el mercado de alto rendimiento proporciona una señal de alerta de problemas en el futuro", afirma Daalder. "La razón es que nunca hemos sido testigos de un año negativo fuera de un año de recesión, lo que implica que nos estamos dirigiendo a una recesión", sostiene este experto.En este sentido, Daalder da datos para rechazar estas creencias: "1994 y 2002 fueron dos años de rentabilidad negativa fuera de un año de recesión, y es aún más cuestionable si esta noción también se mantendría en el entorno actual de bajo rendimiento. Los rendimientos han caído en todo el espectro de renta fija, lo que significa que la memoria intermedia subyacente se ha rebajado. Estadísticamente esto debería conducir a años de retorno más negativas, no importa lo que la economía".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon