Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los tres grandes retos de la Reserva Federal y de Janet Yellen

Bolsamanía Bolsamanía 26/10/2015 oscar.gimenez@webfg.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Todo el mercado ya está pendiente de una nueva reunión de la Reserva Federal, que anunciará su decisión sobre los tipos de interés este miércoles. La institución se enfrenta a tres grandes desafíos a corto plazo.Después del desplome en el mercado de renta variable, la desaceleración de China y las dudas sobre el crecimiento mundial, la Reserva Federal cumplió con el pronóstico y mantuvo los tipos en septiembre el mínimo histórico entre cero y 0,25%. Nueve de los 10 miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) votaron en favor de no subirlos.El Comité se reúne entre este martes y el miércoles para tomar la decisión de tipos en octubre. Después, se reunirá el 15 y 16 de diciembre. La Fed, explican los economistas de Natixis Global AM, se enfrenta a tres grandes desafíos a corto plazo:1. NORMALIZAR SU POLÍTICANatixis Global AM cree que la Fed pronto iniciará un lento “pero metódico” endurecimiento de las condiciones monetariasEl primer problema de la Reserva Federal es económico. ¿Cómo puede normalizar las condiciones monetarias sin hacer descarrilar la economía?, se preguntan los economistas de la gestora. “Esta es una tarea difícil en un escenario de demanda mundial precaria, sin crecimiento del salario y baja inflación”. A pesar de ello, los expertos de Natixis Global AM creen que la Fed pronto iniciará un lento “pero metódico” endurecimiento de las condiciones monetarias que implicará volatilidad en el mercado pero no golpeará a la economía. 2. COMUNICACIÓN CLARA“Un elemento clave para la normalización de la política monetaria son las expectativas. Dígale al mercado qué va a hacer y luego hágalo”, resumen en la entidad. Así, si los consumidores, empresas e inversores saben lo que va a suceder, pueden minimizar los efectos. Aunque tanto Janet Yellen como su predecesor, Ben Bernanke, han defendido la transparencia de la Fed, “el mensaje se ha enredado últimamente”.El banco central estadounidense tiene un mandato con dos objetivos, la estabilidad de precios y el pleno empleo. Antes de la reunión de septiembre la tasa de desempleo estaba en el 5,1% y la inflación subyacente interanual por debajo del 2% que tiene como objetivo, aunque “se espera que aumente al caer el desempleo”.“El doble mandato debería haber implicado un ajuste, frenado sólo porque la inflación es reducida. Pero el mensaje de la reunión de septiembre hablaba de la desaceleración de China y su impacto en los mercados emergentes”, explican, aunque reconocen que se podría justificar este mensaje por la potencial presión a la baja sobre la evolución de los precios. “La Fed no tiene un problema de comunicación todavía, pero está a punto de tenerlo si sigue poniendo de relieve mensajes que no son claros sobre acontecimientos mundiales”, concretan los economistas de la gestora.3. MANTENER CREDIBILIDADIgual que antes, la Fed no tiene aún un problema de credibilidad pero podría sufrirlo si el desempleo baja del 5%, algo que puede ocurrir incluso con un modesto crecimiento, y no sube los tipos ante la posibilidad de que provoque un repunte de la inflación. “La Fed no puede dejar que las expectativas de inflación aumenten” o perderá credibilidad, y entonces tendrá más difícil manejar la base monetaria, señalan estos expertos.Además, hay que recordar que Janet Yellen lleva todo el año insistiendo en la conveniencia de subir los tipos en 2015. Las reuniones de octubre y de diciembre son las últimas opciones para que esto ocurra.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon