Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los tres mayores errores que cometen los inversores

Bolsamanía Bolsamanía 05/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

¿Cuáles son los principales errores que cometen los inversores? Esa es la pregunta que se hacen todos aquellos que están pensando en lanzarse al mercado bursátil y que se han encargado de responder los asesores a través de una encuesta. Se trata de tres equivocaciones más comunes de lo habitual que se deben evitar a toda costa.Dejarse llevar por las emociones, un enfoque a corto plazo y la ausencia de un plan financiero, los principales erroresEn concreto, según una encuesta realizada por Natixis Global Asset Management entre 2.400 asesores de América. Asia y Europa, son tres los errores más comunes que cometen los inversores. En concreto, el 73% de los expertos ha mencionado que el principal es dejarse llevar por las emociones, pero también han hablado del enfoque en el comportamiento a corto plazo del mercado (69%) y la ausencia de plan financiero (59%).Para los asesores españoles, el comportamiento de los clientes es un reto importante junto a la rentabilidad y la volatilidad del mercado, que citan como causa más probable de caída del negocio en el próximo año (64%) frente al 32% de los asesores de todo el mundo, que son los que han citado estas como las causas del retroceso.NUEVOS ROLES PARA EL ASESOR: DEL CONSEJO A LA TERAPIAEl dinero y la inversión son asuntos con una fuerte carga emocional para las personas. Es por ello que los asesores, con su visión objetiva, son capaces de ver cifras cuando los inversores sólo perciben los activos de forma personal. Las caídas de valor repentinas y pronunciadas que pueden darse en los mercados a menudo conducen a decisiones igualmente difíciles y provocadas por las emociones.Es por ello que el 75% de los asesores españoles cree que evitar las decisiones de inversión emocionales de sus clientes forma parte de su éxito. No obstante, pese al alza de los niveles de tolerancia al riesgo, cuatro de cada cinco (81%) asesores españoles están en línea con sus colegas de todo el mundo (78%) al afirmar que sus clientes se sienten indecisos entre la obtención de rentabilidad y la conservación del capital.Sophie del Campo, Directora General para Iberia, Latinoamérica y US Offshore de Natixis Global Asset Management, ha dicho que "después de 15 años de auge y crisis, ya no basta con pedir a los clientes que mantengan sus inversiones a largo plazo. Ahora, los asesores deben ayudarles a gestionar sus emociones, educarles sobre el mundo de la inversión y ayudarles a desarrollar una perspectiva racional que se centre en el logro de objetivos y no en reaccionar a los acontecimientos del mercado".AUGE DE INVERSIONES ALTERNATIVASPor otro lado, los modelos de inversión tradicionales pueden no sostenerse en los complejos mercados actuales y obligan a los asesores a reconsiderar el papel de las inversiones alternativas y la combinación de inversiones activas y pasivas en las carteras.Los inversores deben centrarse en el logro de objetivos y no en reaccionar a los acontecimientos del mercadoEl 77% de los asesores a nivel global considera que la asignación 60/40 ya no es la mejor manera de generar rentabilidad y riesgo de inversión, por lo que no es de extrañar que potencien las inversiones alternativas en activos que no son ninguno de los tres tradicionales (acciones, bonos o liquidez): hedge funds, futuros, activos inmobiliarios o materias primas, entre otros.Las inversiones alternativas pueden proporcionar una diversificación adecuada.GRAN INTERÉS POR LOS MILLENNIALSLa asignación de activos no es lo único que evoluciona; los perfiles de los clientes también cambian. Los 'baby boomers' envejecen mientras que la influencia de las mujeres está aumentando y la generación Y (los nacidos en las dos últimas décadas del siglo XX, o millennials) gana importancia, por lo que los asesores necesitarán adaptar mejor sus ofertas a las necesidades singulares de estos poderosos grupos demográficos.La asignación de activos no es lo único que evoluciona; los perfiles de los clientes también cambianMás de ocho de cada diez asesores a nivel mundial (82%) y en España (85%) afirma que establecer relaciones con los hijos de los clientes es clave. No obstante, los asesores no parecen muy preocupados: aproximadamente tres de cada cinco (63%) consideran que cuentan con herramientas adecuadas para atraer a este grupo demográfico.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon