Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Madrid Calle 30 gasta 3,3 millones de euros por semáforos y controles inexistentes

Bolsamanía Bolsamanía 25/05/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Carlos Sánchez Mato, delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, ha señalado este martes que existe un nuevo sobrecoste encontrado en la sociedad Madrid Calle 30, que ha pagado 3,3 millones de euros a EMESA. Por ello, apunta que desde si desde su administración no se consigue revertir esta situación, se tendrán que pagar hasta el año 2040 casi 14 millones de euros por el mantenimiento de infraestructuras y controles que ‘no existen'.

Esta sociedad Madrid Calle 30 es municipal en un 80% y el 20% pertenece a Ferrovial, Dragados y API Conservación. Y cerró este contrato con EMESA S.A. que, según señala Voz Populí, esta participada mayoritariamente por Dragados y Ferrovial. Si no se consigue resolver el asunto de estos contratos, para Sánchez Mato será "dinero público que no se habrá ido por el sumidero sino que pasará a engordar las cuentas de la empresa privada".

El coste anual del sistema regulador de semáforos alcanza los 1.518 euros, mientras que el de los sensores es de 7.300 euros. Según recoge Voz Populí, los datos indican que estos pagos están duplicados porque dichos costes ya se incluyeron en el contrato inicial con EMESA en 2005 y a pesar de ello se volvieron a incluir en el modificado del contrato de 2007.

Madrid Calle 30 también realiza un pago cada año al socio privado por encargarse de varios controles que se ejecutan de forma automática o por otras áreas del Ayuntamiento, como la verificación de la comunicación desde el centro de control de los sistemas de captación de tráfico o la comprobación del funcionamiento y correcta comunicación con los sistemas de paneles de mensaje variable.

LOS CONTROLES SE REALIZAN POR LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Estos controles se ejecutan de forma automática por el software del Sistema Inteligente de Tráfico o por el Área de Movilidad del Ayuntamiento y, a pesar de ello, Madrid Calle 30 le paga a EMESA por estos servicios 297.519 euros al año. Por todas estas partidas de gasto Madrid Calle 30, empresa mixta cuya única fuente de ingresos es el Ayuntamiento, ha pagado hasta la fecha 3.328.014,66 euros.

Se encuentra en proceso de estudio, por qué se reflejan los citados costes de mantenimiento de infraestructuras que no existen y por partida doble, así como por qué el coste de los controles es tan elevado a pesar de ser ejecutados de forma automática por sistemas de software inteligente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon