Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Madrid se blinda con un fuerte dispositivo de seguridad por el 'World Pride 2017'

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/06/2017 Raquel Enríquez

Desde este viernes 23 de junio y hasta el domingo 2 de julio, Madrid se vuelve multicolor: llega el World Pride 2017, el mayor evento mundial para la comunidad LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales). Una semana que aglutina diversas de actividades y en la que se espera la visita más de 3 millones de personas de todo el mundo a la ciudad. Una gran cantidad de gente que, aparte de suponer un impacto económico de entre 200 y 300 millones de euros, provocará el despliegue de un fuerte dispositivo policial.

El World Pride 2017 llega a la capital española tan solo tres días después de que la Policía Nacional detuviera a tres yihadistas en la ciudad, uno de ellos en un avanzado estado de radicalización, ya que incluso se había integrado en la organización terrorista Estado Islámico (EI).

© Proporcionado por Bolsamanía

Además, tan solo en esta última semana, distintas ciudades europeas han vivido momentos de incertidumbre y tensión. En concreto, solo un día antes que las detenciones en Madrid, el martes 20 de junio, un hombre provocó "una débil explosión sin heridos" en la Estación Central de trenes de Bruselas, tal y como informó horas después la fiscalía belga. De esta forma, el suceso fue, según la hipótesis principal, un intento fallido de atentado de un hombre que trató de activar más explosivos antes de ser abatido por la policía.

No hubo heridos y la única víctima mortal fue el propio atacante, al igual que el intento también fallido vivido el día anterior en los emblemáticos Campos Elíseos de París, donde un coche impactó contra un furgón de la Gendarmería francesa. El resultado en esa ocasión fue el incendio del vehículo del atacante, quien habría tenido intenciones de causar un ataque más fuerte a través de la explosión del automóvil que utilizó, ya que este tenía en su interior armas y explosivos, según informaron las autoridades francesas.

En este contexto de amenazas terroristas vividas en Europa en las últimas semanas y meses, cabe recordar también el ataque que llevó a cabo un hombre con un martillo en la capital francesa hacia un policía en frente de la catedral de Notre Dame el pasado 6 de junio, además de los cuatro ataques vividos en Reino Unido en los últimos tres meses, en los que han muerto más de treinta personas. Entre ellos, un hombre tras ser atropellado a la salida de una mezquita de la capital británica en la noche del domingo a este lunes.

Esta serie de acontecimientos, además del alto número de asistentes esperados, el recinto y el recorrido donde se llevarán a cabo los actos principales, serán los factores que marcarán las decisiones que se tomen en el cierre definitivo del dispositivo de seguridad el 26 de junio para el World Pride Madrid. Además, cabe recordar que España se encuentra en nivel 4 (alto) de alerta antiterrorista, aunque, según explican desde la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, esta “no afecta, pues ya se estaban aplicando importantes medidas de seguridad” con anterioridad, “con especial incidencia en las zonas de grandes concentraciones de personas”.

ORGANIZACIÓN DEL DISPOSITIVO DE SEGURIDAD

Aunque el dispositivo final para la manifestación que tendrá lugar en la capital de España el sábado 1 de julio se decida el próximo lunes, hace meses que se trabaja en su organización. Y es que, según indica la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, será un “dispositivo importante tanto en número de efectivos como medidas implementadas por las administraciones y Cuerpos de Seguridad implicados”.

De hecho, el Ayuntamiento de Madrid emitió un comunicado a finales de febrero en el que se indicaba las medidas básicas que se llevarán a cabo en los próximos días en la ciudad con motivo de la reivindicación del Orgullo Gay. En concreto, desde principios de años están participando en la organización del dispositivo la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, la Policía Nacional, el Ayuntamiento de la ciudad, la Policía Municipal, Samur-Protección Civil y los organizadores del evento.

Una de las medidas principales es, al igual que el pasado año, el reparto de distintos escenarios por diversas zonas de la capital, con el fin de evitar que todas las personas se concentren en un único sitio. Así, habrá escenarios en las plazas de Pedro Zerolo, del Rey, de la Independencia, de Carlos V, de España, en la Puerta del Sol y en calles aledañas.

Además, como comunicó el consistorio madrileño a principios de este mes, se configurarán carriles de emergencia en los escenarios de Puerta del Sol, Plaza de la Independencia y en la Gran Vía el viernes 30 de junio y sábado 1 de julio, al igual que en los laterales de Paseo del Prado y Recoletos el día 1 de julio.

Asimismo, se establecerá un Centro de Coordinación (CECOR) en la plaza de Cibeles para el facilitar un funcionamiento integrado de todos los servicios implicados, ya que en los diez días que durará el World Pride se desplegarán miles de policías nacionales y municipales por toda la ciudad. Realizarán labores de vigilancia, asistencia a los visitantes, control, seguridad ciudadana y prevención antiterrorista.

Ya en la pasada edición del Orgullo Gay madrileño se contó con 1.200 agentes de Policía Municipal, más otros 125 de seguridad privada, 300 voluntarios de Protección Civil y 100 sanitarios del Samur, cifras bastantes superiores a las ediciones anteriores.

MANIFESTACIÓN CENTRAL CON 52 CARROZAS

Cuando realmente se hará patente la presencia policial será en el acto central de todo el evento: la Manifestación Mundial del Orgullo LGTBI, que recorrerá el Paseo del Prado, saliendo de la plaza de Carlos V hasta finalizar en la plaza de Colón. En ella participarán 52 carrozas frente a las 29 que lo hicieron el año pasado, y será entonces cuando la Policía Nacional tendrá un mayor protagonismo, ya que será el momento en el que se concentre un mayor número de personas y que, por tanto, conlleva un mayor riesgo.

Los gastos de todo este despliegue policial irá en función del número de efectivos que se movilice finalmente, pero estos no están cuantificados. Como explican a Bolsamanía desde la Policía Nacional, “no hay valoración económica de cuánto cuestan los dispositivos policiales”. De hecho, desde la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, aseguran que “nunca se hacen cálculos del coste económico”. “Estamos hablando de la seguridad de las personas y eso no tiene precio”, sentencian.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon