Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mariano Rajoy confía en la abstención del PSOE para gobernar en solitario tras el 26J

Bolsamanía Bolsamanía 12/06/2016 Bolsamanía

Los últimos datos del CIS arrojaban la posibilidad de que, tras el 26J, hubiera dos presidentes: Mariano Rajoy o Pablo Iglesias. Desde el PP creen que la única manera de desbloquear la situación política es gobernar en solitario y en una legislatura corta, siempre que el PSOE se comprometa al proyecto con su abstención.

© Proporcionado por Bolsamanía

Tal y como informa Abc, uno de los ministros en funciones recuerda que "desde que se volvieron a convocar las elecciones el presidente cree que la única manera de desbloquear la situación es gobernar en solitario, prorrogando los Presupuestos, quizá con el apoyo de Ciudadanos, siempre que el PSOE se comprometa a tolerar su investidura aunque sea en un mandato reducido". Además, tras los resultados del CIS creen que esta es "la única salida posible".

Mariano Rajoy confía todavía en arañar entre 6 y 8 escaños en aquellas circunscripciones más desatendidas en la pasada campaña. No obstante, el último barómetro preelectoral indica que, aunque el PP gana las elecciones, sufren un ligero retroceso en represantación parlamentaria.

Esa previsión, unida a la caída en diputados de Ciudadanos situaría la posible confluencia de las dos fuerzas de centro-derecha, en el mejor de los casos, a 16 escaños de la mayoría absoluta. Sin olvidar que Rajoy "no se fía" de Albert Rivera, que defiende continuamente la salida del candidato popular del Ejecutivo.

¿DÓNDE QUEDA LA FIGURA DE PEDRO SÁNCHEZ?

Aunque el Partido Popular sale a ganar, los resultados de todas las encuestas reflejan un panorama muy dividido. Por ello, Rajoy mantiene que aunque el 'sorpasso' de Unidos Podemos al PSOE "es una mala noticia para España", la obligación de su partido será tender puentes con los socialistas, a los que enmarca, tras el 26-J, en una "profunda catarsis, que podría incluir la salida de Pedro Sánchez".

No obstante, los populares creen que si, en contra de todas las encuestas, los socialistas conservan el segundo lugar, Sánchez lo vendería como un triunfo e impondría al Comité Federal una alianza con Unidos Podemos, su última tabla de salvación para ser presidente.

Aunque Rajoy mantiene públicamente que "no se ha producido ningún contacto con los socialistas con vistas a resolver la situación tras las elecciones", lo cierto es que algunos cargos populares sí celebran reuniones discretas con barones y otros representantes del PSOE para sondear la posibilidad de una abstención "tasada y con medidas pactadas entre ambas fuerzas", señalan distintas fuentes a Abc.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon