Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mariano Rajoy quiere 'desmilitarizar' la visita de Obama y centrarla en otros aspectos

Bolsamanía Bolsamanía 10/07/2016 Bolsamanía

En una intensa agenda para este domingo, el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reúne después del mediodía con Mariano Rajoy, un acto principal en su viaje relámpago de apenas 24 horas.

Recibido anoche por Su Majestad el Rey y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la base de Torrejón, Barack Obama ha pasado la noche en Madrid y se reúne con Felipe VI a primera hora de la mañana.

Tras el tiroteo de Dallas este jueves, la agenda de Obama ha sufrido numerosos cambios porque ha desaparecido la estancia en Sevilla y el encuentro con jóvenes emprendedores. El almuerzo, en el Palacio Real, con los Reyes y un centenar de invitados, se sustituye por un simple encuentro.

Sí se mantienen las conversaciones con los representantes de los partidos políticos. En torno a las 14:00 horas se reúne con el Presidente del Gobierno en Funciones. Tal y como informa ABC, En Moncloa estarán el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y el equipo de colaboradores más directos de Rajoy; y la Consejera de Seguridad Nacional, Susan Rice, y otros miembros de su departamento, así como los dos embajadores.

© Proporcionado por Bolsamanía

Aunque Obama ha expresado mucho interés en acudir a la base militar de Rota, el Gobierno español quiere, en cierto modo, 'desmilitarizar' tanto la visita del presidente como la relación bilateral, según comentaron a ABC fuentes gubernamentales.

ESPAÑA TIENE MÁS ATRACTIVOS

Se trata de que Estados Unidos deje de mirar a España, casi en exclusiva, como un aliado importante en materia de seguridad y defensa, del que valora tanto su posición estratégica como las facilidades dadas para el despliegue de sus tropas en el flanco sur de Europa frente a las amenazas terroristas.

Las autoridades españolas intentan que Estados Unidos reconozca los activos que nuestro país puede aportar en otros campos como el económico o el cultural. Así, las fuentes consultadas subrayan que Washington debería tener más en cuenta, a la hora de relacionarse con España, algunos datos, como que nuestro país es una potencia cultural y con un idioma que hablan más de 50 millones de personas en Estados Unidos. Además, los intercambios económicos son cada vez más relevantes, aumenta sensiblemente el número de turistas estadounidenses, y, si Estados Unidos es el primer inversor en España, nuestro país es el noveno inversor allí una inversión directa de 60.000 millones de dólares, explica ABC.

Además, para los norteamericanos, puede resultar muy interesante el conocimiento y la relación que España mantiene con América Latina y el Norte de África. Además, la oportunidad de la salida de Reino Unido de la Unión Europea puede suponer para nuestro país conseguir ser una de las principales alianzas con Estados Unidos dentro del club comunitario.

En cualquier caso, el mensaje que España quiere hacer llegar a las autoridades estadounidenses es que, una vez superados los peores momentos de la crisis económica, nuestro país está en condiciones de volver a desempeñar un papel más relevante en la esfera internacional.

Rajoy planteará a Obama de otro asunto que preocupa como es el avance del populismo y la posibilidad de que Donald Trump llegue a la Casa Blanca.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon