Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mark Carney defiende la QE y la compra de bonos corporativos ante los lores británicos

Bolsamanía Bolsamanía 25/10/2016 Marco Collado

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, declara ante la Cámara de los Lores justo después de que la libra esterlina se haya desplomado en torno al 1% contra el dólar. Las preguntas se han centrado en las consecuencias económicas del Brexit, los efectos de la expansión cuantitativa (QE) sobre el resto de las variables macroeconómicas y la posible fuga de un gran número de bancos.

El gobernador del banco de Inglaterra señala que el objetivo principal es "impulsar la inflación" y aunque admite que siente "simpatía por los ahorradores", lo importante ahora es defender los objetivos de política monetaria. Además, Carney ha defendido el papel del BoE en este proceso para dejar la Unión Europea, en el que está actuando como catalizador del impacto económico para Gran Bretaña.

En relación a la posible subida de tipos de interés en diciembre por parte de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Carney ha comentado que estas expectativas impulsarán al dólar de aquí a final de año. También ha señalado que ante las posibilidades de subir los tipos de interés o seguir estimulando la economía, "a la vista de los miembros del banco central lo más apropiado en este punto es continuar con los estímulos".

Preguntado sobre la QE y las distorsiones que puede originar a largo plazo en el mercado de bonos y en las empresas, Carney ha quitado hierro al asunto, señalando que aunque el objetivo principal es estimular la economía, esto no se convertirá en una esclavitud.

FUGA DE EMPRESAS

Ante las especulaciones de que numerosos bancos podrían dejar la capital británica ante la incertidumbre generada por el Brexit, el gobernador ha comentado que es consciente de las dudas que esto genera, pero señala que "sería precipitado por parte de los bancos tomar una decisión antes de que se inicien las conversaciones con la Unión Europea".

Por otro lado, Carney ha defendido la compra de bonos corporativos de empresas clave para la economía británica. "Es un canal de estímulo más poderoso que la QE" ha señalado "y además libera a las entidades bancarias para prestar ese dinero a las pequeñas empresas".

La libra ha caído con fuerza hasta sus mínimos después del flash crash del pasado 7 de octubre, aunque tras la comparecencia de Mark Carney recupera parte del terreno perdido.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon