Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mark Carney será gobernador del Banco de Inglaterra hasta junio de 2019 para ayudar con el Brexit

Bolsamanía Bolsamanía 31/10/2016 Bolsamanía

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, estará en el cargo hasta junio de 2019, tal y como publica Bloomberg. De esta manera, Carney prolonga un año más su mandato frente al organismo económico. Esto, a pesar de las voces críticas con su gestión que hacen campaña para que renuncie a su cargo antes de tiempo. El objetivo es "orientar la nueva relación de Reino Unido con la Unión Europea".

Con esta decisión, Carney ha elegido un camino intermedio entre el final de 2018, como estaba previsto, o permanecer hasta el 2021, según ha señalado el gobernador en una carta al ministro de Economía británico, Philip Hammond. En la carta también apunta que espera "contribuir a asegurar una transición ordenada sobre la nueva relación de Reino Unido con la Unión Europea".

Asimismo, la decisión pone fin a meses de especulaciones sobre el futuro de Carney. Durante este tiempo, el gobernador ha intentado salvaguardar los mercados financieros y la economía británica desde el 23 de junio, día del referéndum sobre la salida de la Unión Europea en Reino Unido.

Según informa Bloomberg, la decisión podría haberse tomado para calmar las preocupaciones del mercado sobre las incertidumbres creadas por la salida y así dar continuidad en el Banco Central

DECIDIDO A DEFENDER LA INDEPENDENCIA DEL BANCO DE INGLATERRA

Los amigos del gobernador dicen también que éste está decidido a defender la independencia del Banco de Inglaterra ante un ataque constante de los partidarios del Brexit, que afirman que el banco publicó pronósticos negativos sobre la economía del Reino Unido para impulsar la campaña de la permanencia en la Unión Europea.

© Proporcionado por Bolsamanía

Se espera que Mark Carney se reúna con la primera ministra, Theresa May, y con el canciller, Philip Hammond, antes de tomar una decisión final sobre su futuro y que esto podría tener lugar antes de la reunión de este jueves. El gobernador del Banco de Inglaterra tiene intención de permanecer en su puesto para dirigir la economía de Reino Unido en estos momentos de incertidumbre después de que la población decidiera decir "no" a Europa en junio.

¿Y PARA LA REUNIÓN?

La semana estará marcada, claramente, por los bancos centrales. Este lunes ha comenzado el encuentro de dos días del Banco de Japón (no se espera el anuncio de nuevas medidas) cuyas conclusiones se conocerán este martes. Además, también este martes comienza la reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal cuyas conclusiones se harán públicas al día siguiente. Tampoco se esperan en este caso novedades, sobre todo porque las elecciones de Estados Unidos están 'a la vuelta de la esquina'.

En cuanto a la reunión del Banco de Inglaterra (BoE), los últimos datos llevan a pensar que el organismo no volverá a bajar tipos. En este sentido, los analistas de Link Securities hablan de la "resistencia" mostrada por la economía británica tras el Brexit (algo que se ha reflejado en datos como el PIB del tercer trimestre conocido la semana pasada) y recalcan la idea de que una actuación del Banco de Inglaterra es poco probable.

"Será interesante comprobar si en su comunicado el Comité hace alguna referencia a la inflación y a la idea lanzada por Carney sobre dejar que sobrepase el objetivo marcado por el BoE durante algún tiempo", señalan los expertos de Link Securities.

En la reunión del pasado mes de agosto el Banco de Inglaterra decidió finalmente, tras el Brexit, tomar medidas para impulsar el crecimiento económico. Entre ellas, recortó los tipos de interés hasta el 0,25% desde el anterior 0,5% y elevó su programa de compra de activos hasta 435.000 desde 375.000 millones de libras.

En la reunión de septiembre, anterior a ésta, el organismo decidió mantener los tipos de interés en el 0,25%, tal y como esperaban los analistas. Sin embargo, abrió la puerta a una posible reducción a finales de año, dejándolos en el 0%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon