Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Materias primas: más petróleo y metales industriales y menos agricultura para 2017

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 17/12/2016 Marco Collado

Tras un 2016 cargado de grandes incógnitas para los mercados financieros, 2017 se presenta con las cartas sobre la mesa y los inversores ya saben, a priori, qué es lo que se pueden encontrar. El Brexit, Trump, el acuerdo de la OPEP, el referéndum italiano, la secuencia de elecciones en Europa y la última subida de tipos de la Reserva Federal dibujan un inicio de año cargado de incertidumbre, en el que la inversión en materias primas será clave en las carteras.

Históricamente, cuando la brecha de producción entre Estados Unidos y China se cierra y la inflación comienza a subir ha significado una clara señal de compra para las materias primas. Además, la reciente reaceleración en los PMI (índice de gestores de compra) globales “sugieren un entorno cíclicamente más fuerte”, según Goldman Sachs.

PETRÓLEO A 60 DÓLARES, CARBÓN Y GAS MÁS BARATOS

Si hay una materia prima que es protagonista por encima de todas es el petróleo. La última reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) abre la puerta a un nuevo horizonte, con un recorte de producción histórico que se demostrará durante los próximos meses si son capaces de cumplir.

La firma japonesa Nomura lo tiene claro: el Brent (de referencia en Europa) subirá al menos hasta los 60 dólares por barril. Además, avisa de que esta cifra se puede quedar corta, ya que si EEUU no es capaz de aumentar el ritmo de reapertura de campos petrolíferos “la subida podría ser mayor”.

A pesar de que solamente el 30% de los inversores que han consultado son optimistas con esta industria, los analistas de Nomura lo interpretan como una oportunidad “contrarian” de inversión.

Los analistas de UBS coinciden, y también fijan el precio del petróleo en 60 dólares para los próximos doce meses. Los suizos estiman una demanda de 1,1 millones de barriles diarios adicionales que superarán a la oferta, para la que prevén un crecimiento de 0,5 millones de barriles diarios.

Para el gas natural y el carbón, las expectativas de Goldman Sachs están en el lado de las caídas. Para el gas, los analistas americanos fijan el objetivo en 3 dólares por unidad térmica, mientras que para el carbón dejan el precio en 60 dólares por tonelada.

METALES INDUSTRIALES AL ALZA

Los metales industriales vienen marcando una fuerte apreciación en lo que va de 2016 a medida que son más evidentes los déficits de oferta. Incluso el cobre, cuyo desempeño no fe muy alentador durante el primer semestre del año, ha recuperado terreno durante las últimas semanas.

© Proporcionado por Bolsamanía

A pesar de la subida de tipos de la Reserva Federal de EEUU (Fed), los analistas de UBS esperan que el oro aproveche la escalada de la inflación que se espera. Las previsiones de la firma suiza son que los tipos de interés reales se sigan moviendo en terreno negativo durante 2017, algo que favorece la inversión en oro.

Los analistas de Citigroup no opinan lo mismo y esperan una caída cercana al 10% durante los seis primeros meses de 2017. Además, para la plata, destacan que “la falta de apoyo de datos fundamentales limitan la probabilidad de que los precios superen los 20 dólares por onza”.

Como apuestas destacadas de UBS están el paladio y el platino, que esperan que se aprovechen de un repunte de la actividad industrial, la incertidumbre política y el descenso de los tipos de interés reales. “La actividad industrial está remontando, lo que incrementa la demanda de paladio y platino”, señalan.

Citigroup se fija en el cobre. A a pesar de que el consenso espera una caída de los precios, los analistas sostienen que se mantendrá con precios altos. En cuanto al aluminio, la previsión es la misma: precios estables sostenidos por la demanda para automóviles en China.

La visión general de Goldman Sachs para los metales es que el mercado entrará en un ciclo más fuerte, que será positivo para los metales industriales y se verá impulsado por una mejora de la demanda.

MAL AÑO PARA LA AGRICULTURA

En el caso del maíz y la soja, los analistas de Goldman Sachs prevén una caída por debajo de la curva de los futuros. Esta valoración responde unas condiciones meteorológicas favorables en Sudamérica que disminuyan los costes marginales, favoreciendo la caída de los precios.

Por otro lado, se encuentran el azúcar y el cacao. Los analistas de Citi esperan que que caigan un 20% y un 13%, respectivamente, durante el próximo año, dejando una expectativa general para este tipo de materias primas bastante pesimista.

Los analistas de ETF Securities señalan que, en la Unión Europea, el aumento de la cuota de producción de azúcar para octubre de 2017 aumentará la oferta de remolacha en Europa y reducirá de demanda de caña de azúcar, lo cual inicidirá sobre los precios.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon