Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

May acusa a Bruselas de entorpecer el Brexit para influir en las elecciones británicas

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 04/05/2017 Bolsamanía

La guerra verbal ha vuelto a ocupar toda la atención en las negociaciones sobre el Brexit. Cuando los escollos en la primera fase parecían superados, el cruce de declaraciones entre la primera ministra británica, Theresa May y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acapara protagonismo, mientras Bruselas estudia reclamar a Reino Unido una factura de 100.000 millones de euros por el divorcio que el país no está dispuesto a pagar. La primera ministra británica, Theresa May, ha denunciado este miércoles que "algunos en Bruselas" no quieren que las negociaciones sobre el Brexit salgan bien y ha asegurado que en los últimos días se ha intentado influir en el resultado de las elecciones que celebrará Reino Unido el próximo 8 de junio.

Las declaraciones de May, que este miércoles se ha reunido con la reina Isabel II tras la disolución del Parlamento, se producen en medio de la creciente tensión entre Londres y Bruselas, a raíz de la filtración a la prensa de algunos detalles de la cena que el pasado miércoles compartieron May y Juncker, quien el sábado dijo en una rueda de prensa que "algunos" en Reino Unido han "subestimado la complejidad" del proceso de desconexión, recoge 'Europa Press'.

Según la versión que fuentes europeas relataron al diario alemán 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' (FAZ), Juncker se confesó "diez veces más escéptico" sobre las posibilidades de un acuerdo tras cenar con May y llamó a la canciller alemana, Angela Merkel, para trasladarle esa frustración. Al día siguiente, Merkel arremetió contra las "ilusiones" que se habían creado en el bando británico.

En el encuentro, el jefe del Ejecutivo comunitario habría advertido a la 'premier' de que la Unión Europea "no es un club de golf", por lo que pactar la salida del bloque exigirá negociaciones complejas y técnicas y que el Estado miembro que se divorcia cumpla con sus obligaciones presupuestarias.

MAY: “HAY ALGUNOS EN BRUSELAS QUE NO QUIEREN QUE LAS CONVERSACIONES TENGAN ÉXITO”

Así las cosas, Recoge 'Bloomberg' unas declaraciones de la ‘premier' en las que se ha jactado de que Juncker está “aprendiendo que puede ser muy difícil”. May también ha defendido este miércoles que en los últimos días "la posición negociadora de Reino Unido en Europa ha sido tergiversada por la prensa continental, los términos negociadores de la Comisión Europea se han endurecido y se han producido amenazas contra Reino Unido por parte de políticos y responsables europeos".

© Proporcionado por Bolsamanía

"Todos estos actos han sido deliberadamente cronometrados para afectar el resultado de las elecciones generales", ha denunciado, asegurando que el deseo de Londres, como ya expresó en su carta de activación del Artículo 50 para iniciar el proceso del Brexit, es que haya un buen acuerdo para todos.

No obstante, ha dejado claro que sigue creyendo que "ningún acuerdo es mejor para los británicos que un mal acuerdo, pero queremos un acuerdo". "Queremos una asociación profunda y especial con la UE y queremos que la UE tenga éxito", ha sostenido.

Sin embargo, ha declarado frente a su residencia de Downing Street, los acontecimientos de los últimos días han mostrado que pese a los deseos de Reino Unido y la postura "razonable" de la mayoría de dirigentes europeos, "hay algunos en Bruselas que no quieren que estas conversaciones tengan éxito, que no quieren que Reino Unido prospere".

Por ello, y ya en clave electoral, ha defendido la necesidad de que el país cuente con un primer ministro y un Gobierno "fuerte y estable" y ha instado a los británicos a votar por ella y el Partido Conservador. "Dadme vuestro apoyo para liderar Reino Unido, dadme vuestro apoyo para hablar por Reino Unido, dadme vuestro apoyo para luchar por Reino Unido", les ha conminado.

REINO UNIDO NO PAGARÁ 100.000 MILLONES

Por otra parte, Según explica 'Financial Times', la Unión Europea (UE) está valorando presentar una factura al gobierno de Theresa May de 100.000 millones de euros por el Brexit, cantidad que desde el Número 10 de Downing Street no se piensa asumir.

El ministro del Brexit, David Davis, se ha anticipado a los líderes europeos y en declaraciones al canal británico ITV ha asegurado que “no pagaremos 100.000 millones de euros”. “Todavía tenemos que discutir en detalle cuales son los derechos y obligaciones de Reino Unido” en el proceso de salida del club europeo, ha señalado Davis.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon