Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Medio millón de ecuatorianos que viven en España no durmieron en la noche del devastador terremoto

Bolsamanía Bolsamanía 17/04/2016 Bolsamanía

El terremoto que ha sacudido a Ecuador encontró a los más de medio millón de ecuatorianos que viven en España celebrando el fin de semana o en la cama. A más de 9.000 kilómetros de distancia, en su país estaba ocurriendo una de las peores catástrofes de las últimas décadas

Tal y como informa El País, a Carlos Gavilánez, un ecuatoriano de 38 años que vive en Madrid, estaba a punto de irse a dormir cuando comenzó a leer en Twitter que hubo un "temblor". Nada grave, pensó al inicio. "Todavía no sabíamos de qué magnitud había sido, pero de pronto empecé a ver fotos y vídeos con puentes caídos, casas destruidas, centros comerciales sin techos y me di cuenta de que era peor de lo que pensaba". Carlos no fue capaz de dormir hasta que supo que tanto su familia como sus amigos estaban a salvo. "Empecé a escribirles a mis hermanos por WhatsApp y uno no aparecía. Tardé una hora más o menos en ubicar a todos".

La mayoría de la gente salió de sus casas con lo puesto, con miedo a más réplicas, corrían sin rumbo, despavoridos... La electricidad, incluso, se fue durante horas en gran parte de las zonas costeras más afectadas, como Manabí y Esperaldas.

© Proporcionado por Bolsamanía

Los ecuatorianos en España, que son más de 420.000, según el Instituto Nacional de Estadística, para cuando ocurrió la catástrofe, solo tenían sus móviles e Internet como herramientas de comunicación, los locutorios estaban cerrados. Ante esta situación de emergencia, la Unidad de Consejería del Ministerio de Relaciones Exteriores ha habilitado un call-center que, durante las 24 horas del día, da información a los familiares de ecuatorianos que aún no dan señales de vida, apuntan desde El País.

Uno de los operadores que trabaja para tal efecto ha contado que, con las llamadas, construyen una base de datos que se cruza con la información de fallecidos, heridos o desaparecidos. Quien llama (desde España: 900-935-930) debe entregar sus datos personales, los del familiar desaparecido y un número de contacto para recibir información desde la Cancillería o sus oficinas consulares. El ministerio también atiende a través de la web consuladovirtual.gob.ec, por chat o llamada web.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon