Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Merkel da alas al euro... y se las corta a Draghi: le culpa de que la divisa europea esté "demasiado débil"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 22/05/2017 Óscar Giménez

Nuevo mensaje desde Alemania hacia el Banco Central Europeo (BCE). Y esta vez llega desde el más alto nivel. La canciller germana, Angela Merkel, ha asegurado este lunes que el euro "está demasiado débil", lo que ha disparado la volatilidad en el mercado de divisas. La moneda única ha borrado las pérdidas con las que cotizaba frente al dólar y dispara su cambio hasta los 1,1236 'billetes verdes'.

El euro ha llegado a tocar hoy un mínimo diario frente al dólar en el cruce de 1,1159 'billetes verdes'. Y los operadores de divisas han impulsado la moneda tras escuchar a Merkel hasta máximos desde septiembre. El nivel más alto del día lo ha tocado en 1,126 dólares, lo que supone una escalada de hasta el 1%. Asimismo, Merkel ha desencadenado una ola de ventas de los bonos europeos en el mercado secundario.

© Proporcionado por Bolsamanía

No es la primera vez que desde la locomotora europea hace referencia al tipo de cambio. En febrero el ministro de Finanzas y socio de Merkel, Wolfgang Schäuble, aseguró que el euro está "demasiado bajo para la posición competitiva de Alemania". Como es habitual por su parte en los dos últimos años, el líder de la Unión Demócrata Cristiana puso el foco en Mario Draghi, presidente del BCE, y en la política monetaria ultraexpansiva del banco central que incluye compras de activos por valor de 60.000 millones de euros y tipos al 0%.

Schäuble afirmó que la política monetaria es "demasiado laxa para Alemania". El político alemán señaló así a Draghi al responder a las palabras de Donald Trump cuando criticó que Berlín utiliza un "euro subvaluado" para competir con Estados Unidos. Esta vez Merkel ha ido en la misma dirección al indicar que la moneda está abaratando los productos alemanes, mientras que el petróleo barato también apoya un incremento del superávit comercial germano, tan criticado desde otras economías desarrolladas.

Mario Draghi ha defendido en todo momento los estímulos del BCE como necesarios para una recuperación sostenida de la Eurozona que impulse la inflación en "el conjunto del área monetaria", y no en "un solo país en particular" como Alemania, donde la economía está cerca del pleno empleo y el IPC en el 2% que persigue el equipo de gobierno del banco central. Este mes, el banquero italiano aseguró en la Cámara de los Representantes de Países Bajos que el BCE retirará sus políticas cuando "la inflación sea auto-sostenida". Los expertos esperan que, por primera vez en dos años, podría haber un cambio de discurso en junio.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon