Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Merkel niega una nueva crisis por los problemas de la banca italiana

Bolsamanía Bolsamanía 13/07/2016 Bolsamanía

La canciller alemana Angela Merkel ha descartado una nueva crisis en la Unión Europea debido a los problemas de la banca italiana. Merkel apunta que los socios europeos y las instituciones comunitarias resolverán 'bien' los problemas de los bancos italianos. Angela Merkel asegura que 'intensas conversaciones' del Gobierno italiano con la Comisión Europea.

Angela Merkel se ha mostrado convencida de que Italia, los socios europeos y las instituciones comunitarias resolverán "bien" los problemas de los bancos italianos y ha descartado una nueva crisis en la Unión Europea (UE). Merkel en rueda de prensa junto al primer ministro irlandés, Enda Kenny, que ha recogido EFE, ha señalado que hay "intensas conversaciones" del Gobierno italiano con la Comisión Europea CE), así como con los ministros de Finanzas europeos.

Tras garantizar que la situación se resolverá, ha asegurado que no espera que la situación de la banca italiana desemboque en una nueva crisis. En Bruselas, por su parte el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, ha insistido en la importancia de que se encuentre una solución para reforzar las entidades italianas más frágiles sin recurrir a inyecciones de dinero público y sin contravenir las reglas europeas al respecto.

© Proporcionado por Bolsamanía

LA POSICIÓN DE ITALIA

Por su parte, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha afirmado esta semana que un acuerdo en el seno de la UE "con las reglas actuales está al alcance de la mano", aunque al hacer esa declaración no precisó más.

Según EFE, Renzi se ha mostrado "más preocupado" por la exposición a los derivados en bancos de otros países europeos que por "los créditos morosos de la banca italiana". Tanto es así que ha comentado que "quizás había que intervenir en los bancos".

El líder italiano hizo referencia a la actuación de Merkel con respecto a la banca alemana y recordó que la canciller "puso 247.000 millones de euros" en favor de ese sector germano, "pensando que fue una buena ocasión para el sistema económico de su país".

El Gobierno italiano ha explorado la opción de inyectar dinero público en las entidades más débiles, una opción que, de no cumplir una serie de estrictas condiciones, iría en contra de las normas comunitarias de ayudas de Estado y de resolución bancarias.

Las reglas europeas sobre rescates bancarios persiguen que se lleven a cabo la reestructuración o liquidación ordenada de bancos en quiebra sin que los contribuyentes se vean afectados, lo que implica recurrir al llamado rescate interno o bail-in, es decir, aplicar pérdidas en los accionistas y acreedores antes de tener que recurrir a fondos públicos, algo que Roma trata de evitar.

El primer ministro ha opinado por otro lado que deberá haber fusiones en el sector en Italia: "Menos sillones para los consejos de administración, más bancos que se pongan juntos".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon